esp_piadas1

Chistes Hepáticos
¡Reírse es un excelente medicamento!

"La hepatología se divide en dos corrientes: Continua y Alternada"




En el consultorio, el médico está firmando la alta del paciente hepatopata. Va firmando y diciendo:
- Desde hoy, nada de mujeres, nada de whisky ni de vinos importados. Nada de restaurantes caros, nada de auto nuevo, nada de viajes de vacaciones...
- ¿Hasta yo quedar totalmente curado, doctor?
- No, no. Es solo hasta usted terminar de pagar lo que me debe.



Dietas:
- Empecé una dieta: corté la bebida y las comidas pesadas y en catorce días perdí dos semanas. (Tim Maia)

¡Lo que engorda no es lo que usted come entre la Navidad y el Año Nuevo, pero lo qué usted come entre el Año Nuevo y la Navidad! (Hebe Camargo)



Un sujeto va al médico para exámenes de rutina para saber cómo se encuentra el hígado atacado por la hepatitis.

El médico, después de ver los exámenes y la historia clínica del paciente, pregunta:

- ¿Usted Fuma?
- Poco.
- Tiene que parar de fumar.
- ¿Bebe?
- Poco.
- Tiene que parar de beber.
- ¿Hace sexo?
- Poco.
- Tiene que hacer mucho, pero mucho sexo. ¡Esto irá a ayudarlo a mantener el hígado saludable!

El sujeto va para casa, cuenta todo a la esposa y, inmediatamente, va para el baño.
La mujer se llena de gracia y esperanza, se hermosea, se perfuma, pone ropa especial y se queda a la espera.
El sujeto sale del baño, empieza a se arreglar, se viste, se perfuma y la mujer, sorpresa, pregunta:

- ¿Adónde es qué usted piensa qué va?
- ¿No escuchó y comprendió lo que el médico me dijo?
- Sí, pero, aquí estoy yo pronta ....
El sujeto:
- ¡AAAAHHHH NO!!! NO, NO....., ¡VAMOS PARAR CON TU MANÍA DE REMEDIO CASERO!!!



En la fila del hospital dos amigos están esperando en la fila hace tres horas para ser atendidos por un hepatólogo. Uno de los amigos acaba se irritando.
- ¡No aguanto más, estoy yendo ahora mismo a la secretaría de la salud! Voy a dar un bello puñetazo en la cara del secretario.
Veinte minutos después el sujeto vuelve cabizbajo.
- ¡Ué! ¿Ya volvió? Preguntó el amigo.
- Ya. La fila allá está todavía mayor que la de aquí.



Un paciente necesitando forma urgente un trasplante de hígado procura un país donde es posible comprar un órgano para la cirugía.
El médico le asegura que la medicina moderna podrá con total seguridad realizar la operación, a través de un trasplante, pero que el costo depende de la calidad del órgano a ser implantado.
El médico añade que los precios de la cirugía son los siguientes:
U$. 100.000,00 - por un hígado de un bebedor, con esteatosis, sin mucha calidad;
U$. 200.000,00 - por un hígado de una persona de mucha edad;
U$. 300.000,00 - por un hígado sano, de un joven, con excelente calidad;
El hombre inmediatamente acepta el trasplante, quedándose, todavía, en duda, solamente en cuanto a la calidad del hígado que va a recibir.
El médico, entonces, lo aconseja a conversar con la esposa, antes de decidir.
El médico sale de la sala para dejarlo a gusto.
El hombre telefonea para la esposa y explica toda la situación.
Volviendo a la sala, el médico encuentra el hombre profundamente deprimido y pregunta:
- ¿Y entonces, qué usted y su esposa resolvieron?
El responde:
- ¡Prefiere reformar la cocina!



- Doctor, ¿con mi hepatitis C, cree que podré vivir 30 anos mas?
- Depende.¿sale por ahí de juerga con los amigos?
- No.
- ¿Fuma?
- No.
- ¿Bebe?
- No.
- ¿Tiene pareja?
- No.
- ¿Sale con muchas mujeres?
- Tampoco.
¿Y entonces para que cono quiere vivir 30 anos mas?



Charla entre médicos:
- Coloqué un cartel en la antesala porque en la medicina moderna lo más importante es la prevención.
- ¿Cuál es el texto del cartel?
- ¡Las consultas deben ser pagas anticipadamente!



En un autobús, un cura se sienta al lado de un borracho que, con dificultad, lee el periódico.
De repente, con la voz 'empastada', el borracho pregunta al cura:
- ¿El señor sabe lo que es hepatitis?
El párroco luego piensa en aprovechar la oportunidad para pasar un sermón en el borracho y responde:
- Es una enfermedad provocada por la vida pecaminosa y sin reglas: exceso de consumo de alcohol, seguramente mujeres perdidas, promiscuidad, sexo sin condón, farras y otras cosas que ni oso decir….... El borracho abrió los ojos, se calló y continuó leyendo el periódico.
Poco después, el cura, pensando que había sido muy duro con el borracho, intenta amenizar:
- ¿Hace cuánto tiempo el señor está con hepatitis?
- ¿Yo?… Yo no tengo hepatitis. ¡Dice el diario qué quién tiene es el Papa!



- Un sujeto encuentra un amigo que no veía hace mucho tiempo y, queriendo ser simpático, empieza la charla:
- ¿Y ahí Jorge, todo bien?
- Pésimo... - responde el otro.
- ¿Pero cómo pésimo? ¿Con aquella Ferrari qué usted tiene?
- Tube pérdida total en un accidente... Y lo peor es que el seguro tenía acabado de vencer

- Bien, se van los anillos, pero se quedan los dedos. ¿Y aquel tu hijo inteligente?
- Estaba dirigiendo la Ferrari... Murió.

- El amigo intenta mudar aquel asunto tan trágico:
- ¿Y aquélla su hija qué más parecía una modelo?
- Pues es... Estaba junto con el hermano. Solo mi mujer no estaba en el coche.
- ¡Gracias a Dios! ¿Cómo ella va?
- Huyó con mi socio.
- Bien... Por lo menos la empresa se puso solo para usted.
- Ella huyó con él porque me robaron todo. Dejaron la firma quebrada.
¡Estoy debiendo millones!

- Mala pata la tuya, entonces, ¿vamos a mudar de asunto, y su equipo?
- Soy de Boca Junior...
- ¡Por el amor de Dios, Jorge! ¿Usted no tiene nada de positivo?????
- Si, el diagnostico de la hepatitis C.



¡Las tres cervezas!

Todos los viernes, a las 20:00 horas, el sujeto llegaba al bar y pedía 3 cervezas al mismo tiempo. Tomaba en primera, la segunda y la tercera, pagaba a cuenta, levantaba y se retiraba.
Y era siempre así. Siempre a las 20:00 horas.

En un cierto viernes el mesero, ya intrigado con aquello, preguntó para el sujeto:
- ¿Disculpe mi curiosidad, pero por qué el señor toma 3 cervezas todos los viernes en el mismo horario?

Y él respondió:
- Porque tengo 2 hermanos y vivimos lejos uno de los otros. Así, todos los viernes, a las 20:00 horas, cada uno entra en un bar y pide 3 cervezas. Tomamos una por cada uno de nosotros. Es nuestro modo de mantener contacto y pensamos uno en los otros...

Un bello viernes, el sujeto entra en el bar y el mesero pregunta:
- ¿Tres cervezas cómo siempre?

- No. Apenas dos.

¡El mesero se queda paralizado! Uno de los hermanos de él murió, piensa él. Medio temeroso, trae las 2 cervezas y pregunta para el hombre:
- me disculpe amigo, pero... ¿siempre son 3 cervezas .....Pasó algo con algún hermano, alguno se murió?

Y el sujeto:
- No, están todos bien... ¡es qué yo estoy con cirrosis y paré de beber!



¡El Ministerio de la Salud advierte!

Son muy validas a las advertencias del ministerio de la salud con relación a cigarros y bebidas, como aquéllas que informan "El ministerio de la salud advierte: fumar es prejudicial a la salud".

Pero tales advertencias también deberían ser realizadas en los servicios prestados por el propio ministerio de la salud. Para colaborar estamos colocando algunos ejemplos que podrían ser aprovechados:

Algunos hospitales deberían tener carteles informando: "El ministerio de la salud advierte: La falta médicos y lechos en este hospital son prejudiciales a la salud";

En la puerta de la farmacia de medicamentos: "El ministerio de la salud advierte: La falta de medicamentos en la farmacia pública es prejudicial a la salud";

En la puerta de los hospitales: "El ministerio de la salud advierte: La falta de kits para los pruebas diagnósticas de las hepatitis es prejudicial a la salud".



- Doctor, comí dos huevos en el almuerzo y ahora estoy sentido una punzada en el hígado.
- No se preocupe. Peor sería si usted hubiese comido hígado en el almuerzo.



Paciente llega al médico y se queja
- ¡Doctor, estoy con dolor aquí del lado derecho del hígado y mis ojos se quedaron amarillentos!
El médico responde:
- ¿Muy bien, y el Señor bebe?
- ¡Gracias! ¡Yo acepto una dosis!



¿Qué es un estudio doble-ciego?
- Un ortopedista y un dermatólogo discutiendo un electrocardiograma...



¿Cuál es la diferencia entre el error del agrónomo y el error del médico?
Respuesta: El error del agrónomo la tierra muestra, mientras que el error del médico la tierra cubre.



Paciente: ¿Doctor será qué yo voy a poder andar de bicicleta después del trasplante?
Médico: Es claro que va poder.
Paciente: Excelente. Yo nunca había logrado antes.



- ¿Dónde estabas? - pregunta la madre a la niña.
- En el cuarto, jugando de médico con Juanito.
- ¡De médico! - la madre da un grito y un salto de la silla.
- Médico del sistema público de salud, madre..., ¡él ni miró en mi cara!



Un gestor de la salud pensó que era el momento de colocar un nuevo coordinador del programa de hepatitis, nominando entonces otro funcionario para el programa. El nuevo coordinador llegó con total determinación de efectuar mudanzas profundas.
Ya en el primer día acompañado de un funcionario antiguo en el programa realizó una inspección en el sector que había acabado de asumir. En la oficina todos estaban trabajando, excepto un muchacho apoyado en una pared con las manos en los bolsillos del pantalón. El nuevo coordinador pensó que sería una buena oportunidad para demostrar su autoridad, entonces preguntó al muchacho:
- ¿Cuánto usted gana por mes?
- ¿Quinientos Pesos señor, pero por qué? - respondió el muchacho sin saber el motivo de la pregunta.
El nuevo coordinador sacó entonces de su billetera quinientos pesos y los entregó al muchacho, diciendo alto:
Aquí está el salario de este mes. ¡Ahora desaparezca y no vuelva nunca más!
El muchacho guardó el dinero y se fue, cumpliendo lo ordenado por el nuevo coordinador.
El nuevo coordinador, orgulloso con el ejemplo que estaba dando a los subordinados, pregunta a ellos:
¿Alguien podría informarme cuál era la función de ese muchacho?
Sí Señor, era el que entrega los pedidos de la pizzería de la esquina...........

Y las hepatitis, con "autoridades" así, continúan libres, sueltas y dando gargalladas, sin ser molestadas.



Por teléfono,
- ¿Buenos días, es de la recepción? Me gustaría hablar con alguien que me de informaciones sobre un paciente. Quisiera saber si cierta persona está mejor o empeoró...
- ¿Cuál es el nombre del paciente?
- Se llama Celso y está en el cuarto 302.
- Un momento, voy a transferir la llamada para el sector de enfermería...
- Buenos días, soy la enfermera Lourdes. ¿Lo qué desea?
- ¡Me gustaría saber las condiciones clínicas del paciente Celso del cuarto 302, por favor!
- Un minuto, voy a localizar el médico de plantón.
- Aquí es el Dr. Carlos. ¿En qué puedo ayudar?
- Hola, doctor. Necesitaría que me informase sobre la salud de Celso que está internado hace tres semanas en el cuarto 302.
- OK, mi señor, voy a consultar el prontuario del paciente... ¡Un instante solo! ¡Hummm! Aquí está: hoy él se alimentó bien, la presión arterial y el pulso están estables, responde bien a la medicación prescrita y hasta mañana estaremos desligando todos los aparatos. Continuando bien, el médico responsable firmará alta en tres días.
- ¡Ahhhh, Gracias a Dios! ¡Son noticias maravillosas! ¡Qué alegría!
- ¿Por su entusiasmo, debe ser alguien muy próximo, ¡seguramente de la familia!?
- ¡No, soy el propio Celso telefonando aquí del 302! Es que todo el mundo entra y sale de del cuarto y nadie me dice cosa alguna. Yo solo quería saber como estoy...



PRUEBA DE LA HEPATITIS B
Por la enésima vez, el muchacho insistió con la bonita rubia para hacer sexo.
Entonces, finalmente, ella dijo: Yo solo hago si usted realiza la prueba de sangre, y probar que no tiene hepatitis B.
Con el resultado de la prueba probando que él no estaba infectado, ella concordó, y fueron para la cama, en el mismo día.
Más tarde, después de una sesión de sexo maravilloso y salvaje, ella dijo: Me disculpe haber pedido a usted hacer la prueba, pero, es que yo muero de miedo de pegar aquella enfermedad de nuevo.



EMERGENCIA
Un electricista entra en la UTI de un hospital de trasplantes de hígado, mira para los pacientes enchufados a diversos tipos de aparatos y les dice:
- Respiren hondo: voy a mudar el fusible.



DIFUNTO CELOSO
Un sujeto va al médico después de haber estado enfermo por mucho tiempo.
El médico, después de un examen detallado, mira en los ojos de él y dice: - Tengo malas noticias... Está con Hepatitis C, cirrosis y cáncer en el hígado, incurable. Yo le doy de dos a cuatro semanas de vida.
El sujeto, espantado y triste, pero de índole fuerte, se recupera rápidamente y sale del consultorio. En la antesala, encuentra su hijo, que lo estaba aguardando.
- Estoy con Hepatitis C, cirrosis y cáncer en el hígado y tengo poco tiempo de vida. Vamos tomar unas cervezas en el bar, para aliviar.
Después de algunos vasos ellos están un poco más alegres. Vienen las risas, las carcajadas, y más cerveza.
Unos amigos llegan y preguntan el motivo de aquella alegría toda. El sujeto repite la historia contando que está con SIDA. Los amigos quedan consternados y acaban tomando cerveza también.
En el momento en el que está cerca del enfermo, el hijo dice al oído de él: - ¡Papá! Me dijo que estaba con Hepatitis C, cirrosis y cáncer en el hígado, pero para tus amigos usted dijo que está con SIDA.
El sujeto mira discretamente en vuelta antes de contestar bajito: - Estoy con hepatitis C y cáncer mismo, hijo... Yo solo no quiero es ese personal cantando tu madre después de mi muerte...



Una señora de mediana edad llega al hospital toda en pedazos, víctima de atropellamiento. El médico la examina, mientras la enfermera va anotando en una ficha:
- Excoriaciones en la cabeza... fractura en el brazo derecho... luxación en la clavícula... desarticulación del tobillo izquierdo... sección longitudinal en el muslo izquierdo... - y virándose para la mujer: - ¿Cuál su edad, mi señora?
- ¡Treinta cinco!
El médico dice para la enfermera:
- Anota también: "Pérdida de Memoria."



Un patólogo y un cirujano general están cazando...
De repente de detrás de un árbol sale volando una ave.
El patólogo dice:
--- Tiene pico de pato... Tiene plumas de pato... Tiene pies de pato... grazna como un pato... ¿Será un pato???
Allá se fue el pato volando.
No más que de repente, sale otra ave por tras de otra árbol. Y el cirujano... --- Bummm, Bummm.
Patólogo va allá ver si es un pato....



Maria contó al padre que un muchacho de la pandilla de ella había pedido para que jueguen de médico.
Padre: ¿Y usted jugó?
Maria: Jugué sí.
P: ¿Y qué pasó? - preguntó preocupado.
M: Bien, primero él me dejó esperando 45 minutos. Después me atendió en 5 minutos y cobró dos consultas del seguro de salud.



El joven médico, recién-graduado en Hepatología, montó un consultorio modesto y, mientras esperaba la clientela, se quedó imaginando una manera de promocionarse.
Cuando, al final, apareció el primer cliente, él ya estaba preparado.
Asumió un aire ocupado, hizo señal para que el visitante aguardase un momento y fingió que estaba respondiendo a un telefonazo urgente.
- Lo siento, gobernador, pero e imposible. Mañana temprano tengo que enseñar sobre trasplante de hígado para un nuevo equipo, a la tarde doy clases en la facultad y a la noche estoy embarcando para un congreso en Nueva York. Y, después, volviéndose al visitante:
- ¿En qué puedo servirlo?
- El señor me de permiso que yo vine a instalar el teléfono.



En el consultorio, el paciente con Hepatitis C pregunta:
- ¿Doctor, el señor piensa qué yo tengo posibilidades de vivir hasta los cien años?
- ¿Usted fuma? - pregunta el médico.
- Nunca fumé.
- ¿Bebe?
- Detesto bebida.
- ¿Y su alimentación? ¿Cómo es?
- Bueno, yo siempre evité grasas y no como carne.
- El señor juega, dirige coches en alta velocidad, ¿sale con mujeres?
- No, doctor. No suelo hacer nada de eso.
El médico se pone pensativo, analizando el caso y algunos momentos después:
- Dice pa' mí. ¿El señor quiere vivir hasta los cien años pa' que?



Un entierro estaba pasando de frente a un bar cuando un sujeto comentó:
- ¡Mira allá el doctor Pedro siguiendo el entierro del difunto qué él mismo trató!
El otro sujeto enmendó:
- ¡Nunca vi la causa siguiendo el efecto!



Un hombre fue al especialista en sistema digestivo acompañado por la esposa.
- Doctor - dice él. - ¡Estoy con un problema muy serio! ¡Todos los días yo orino a las 6 de la mañana y evacuo a las 7 horas puntualmente!
- Yo no veo problema ninguno - dice el médico. - Además, eso significa que su organismo está muy bien regulado.
- El problema doctor - interviene la esposa. - ¡Es qué él solo se despierta las ocho!



El sujeto fue al médico:
- Doctor, antes de más nada, quisiera decirle que fui al farmacéutico, primero.
- ¿Ah es? ¿Y qué gansada él mandó usted hacer?
- Dijo que era para procurar el Señor.



Generalista X especialista en hígado
La diferencia entre el generalista y el especialista es que el primero sabe un poco de casi todo y el especialista sabe todo de casi nada.



La Inutilidad de la medicina
El cirujano hace todo, pero no sabe nada; el clínico sabe todo, pero no hace nada; el psiquiatra no sabe ni hace nada; y el patólogo sabe todo, pero es tarde demás.



Doctor, por culpa del tratamiento de la hepatitis C el pelo se me esta cayendo, ¿me puede dar algo para conservarlo?
Si, claro, aquí tiene una caja de zapatos



Doctor, por culpa del interferon tengo tendencias suicidas, ¿qué hago?
- Págueme ya mismo.



El doctor llama por teléfono a su paciente: - Le tengo una noticia buena y otra mala.
- Bueno... dígame primero la buena.
- Los resultados del análisis indican que le quedan 24 horas de vida.
- Pero bueno, ¿esa es la buena noticia? ¿Entonces cuál es la mala?
- Que estuve intentando localizarlo desde ayer



Un hombre va al dentista y le dice: - Dr. por culpa del tratamiento de la hepatitis tengo los dientes muy amarillos, ¿que me recomienda?
- Corbata marrón!



El doctor esta examinando a un paciente y le dice:
-Usted debería haber venido a verme antes.
-Si... bueno, en realidad fui a ver a un curandero.
-Bue... ¿y que estupidez le dijo ese curandero?
- Que viniese a verlo a usted.



Un hombre va a la consulta del medico y le dice:
- Doctor, por el estado del hígado me duelen mucho las piernas!
El Doctor después de examinarlo le dice:
- No se preocupe, no es nada. Dentro de unos días ya estará usted trabajando.
- Caramba Doctor, que maravilla, además de curarme ¿me dará trabajo?



Estaban transplantando a un paciente del hígado, cuando el doctor grita:
- Detengan todo! Detengan todo! Que ha habido un rechazo!.
¿Un rechazo? El hígado transplantado tiene problemas doctor?
Peor aún, el cheque! El cheque fue rechazado pro el banco, no tiene fondos.



Llega un tipo al consultorio de un medico visiblemente molesto y le dice a la recepcionista:
- Señorita, vengo a ver al doctor Bermudez!!!
- Tiene hora??
- Si, son las 3 y media.
- No, señor, si tiene hora con el medico. Es usted paciente??
- Que si soy paciente??. Hace tres meses que estoy esperando que me pague el arreglo de chapa que le hice a su auto. Vaya si soy paciente!!!



Mi médico es un desastre. Imagínate que estuvo tratando a mi esposa del hígado durante 20 años y al final se murió del corazón.
- Pues el mío no es mejor; si te trata del hígado, puedes apostar a que te mueres del hígado.



Los médicos toman el puso del enfermo al inicio de la consulta porque después de cobrar la consulta inevitablemente el esta acelerado.



La diferencia entre el clínico generalista y el medico especialista es que el primero sabe un poco de casi todos y el especialista sabe todo de casi nada.



Francisco murió e fue recibido por San Pedro que pregunto: Nombre, nacionalidad, ciudad y residencia. Saco entonces su ficha del archivo y verifico que su subida al cielo estaba con fecha errada.
Hijo, sucedió un engaño. Usted debería morir mas tarde. ¿Quien fue el medico, allá en la tierra que trato de usted?
Fue el hepatólogo, el Dr. Paulo.
Que mierda, el continua tumultuando toda mi programación. Usted era para morirse solamente de aquí a 20 años.



Al final de la consulta el medico, co cara de preocupado, dice al paciente:
Siento comunicar que usted tiene una hepatitis extremamente contagiosa. Lo vamos colocar en una unidad aislada y será alimentado con una dieta a base de tortillas y pizzas.
¿Tortillas y pizzas? ¿Y esto me conseguirá curar?
No se si esto lo va curar, pero es la única comida que podemos pasar por debajo de la puerta….



Durante la consulta con el hepatólogo, llegan las preguntas:
- Nombre?
- José García!
- Edad?
- 32 años.
- Usted bebe?
- Voy aceptar un trago, solo para te acompañar!



Un hepatologista muy conocido murió.
Su funeral fue muy pomposo, y muchos de sus colegas médicos comparecieron.
Durante el velorio, un enorme hígado rodeado de coronas de flores permaneció atrás del cajón.
Después las últimas palabras del cura, el hígado se abrió y el cajón entró automáticamente en el enorme hígado, emocionando todos los que estaban en el velorio.
El hígado entonces se cerró, llevando en su interior el famoso médico para siempre.
En ese momento, un de los presentes estalló en una enorme carcajada, causando sorpresa e indignación.
Cuando cuestionado por qué estaba riéndose en un momento tan impropio, él explicó:
- Me disculpen... ( ¡ha! ¡ha! ¡ha!... ) Por favor, me disculpen... Es que yo estaba...( ¡hi! ¡hi! ¡hi!) pensando como será mi propio funeral... Soy ginecólogo...
En ese momento, el proctólogo se desmayo.



En el cielo, los ángeles separaban los recién llegados conforme las profesiones:
- ¡El próximo!
- Ebanista especializado en movéis.
- Por aquí.
- ¡Próximo!
- Abogado especializado en leyes laborales.
- Por aquí.
- ¡Próximo! - Médico especializado en el tratamiento de las hepatitis.
- ¡Por favor, proveedor por la puerta de los fondos!



El paciente con cirrosis alcohólica se encuentra en el medico y este le pide una prueba para determinar su tipo sanguíneo.
El resultado dio "A-peritivo"



Después de la cena en la que presentó el enamorado a su padre, un conocido a médico de la ciudad, la chica pregunta ansiosa:
- Y ahí, papá, ¿qué usted halló?
- Hallo que es un muchacho simpático y educado pero, lamentablemente, creo que el matrimonio entre ustedes no daría cierto.
- Ay, papá, gracias a Dios...
- ¿Está vendo, mi hija? - dice el padre, satisfecho. - Creo que usted también no estaba muy segura sobre la relación...
- ¡No es nada de eso, papá! - contesta la chica. - ¡Ahora yo tengo certeza del que va a dar todo cierto! ¡Sus diagnósticos están siempre equivocados!



Antes de la biopsia del hígado, el paciente intenta negociar con el médico los honorarios de la cirugía.
- Son cinco mil dólares. - sentencia el cirujano.
- ¿Cinco mil? ¡Usted esta loco!
- Son quinientos para el anestesista, quinientos para la enfermera, mil para el patólogo y tres mil va para la AMB.
- ¡Cuatro mil para Asociación Médica Brasileña?!
- ¡No! ¡Tres mil A Mi Bolsillo!



El sujeto va a un médico famoso, por recomendación de un amigo, deja una pequeña fortuna como pago, aguarda dos horas en la antesala y, en apenas un minuto y medio de diagnóstico, el médico sentenció:
- ¡El señor está con Hepatitis C!
- ¿Cómo? - retrucó el hombre incrédulo. - ¡Imposible! ¡El señor ni al menos tiró mi presión! ¡Exijo un examen!
- ¡Si el señor prefiere, todo bien! ¡Orine en este recipiente y me lo traiga mañana qué yo hago el examen en la hora!
El sujeto sale del consultorio enojado. Al llegar a su casa, tiene una idea fabulosa.
- ¡Voy a dar una lección en ese doctor metido a bestia!
Entonces él pide para su esposa orinar en el recipiente, después hace el mismo con la hija adolescente, mezcla un poco con la orina del perro y agrega un poco de gasolina de su coche.
En el día siguiente, vuelve al médico y entrega la mezcla al doctor, con una sonrisa triunfante en los labios. El médico mira el vidrio contra la luz por algunos instantes y declara:
- Su esposa está en la menopausia, su hija está embarazada, su perro tiene gusanos, su coche está con el motor fuera de punto y el señor está con Hepatitis C



El individuo estaba sintiendo dolores horribles por todo el cuerpo: dolía de la cabeza a los pies de forma terrible. Resolvió, entonces, procurar un médico. Llegando al consultorio, el médico hizo todos los exámenes posibles - tomografía, resonancia, ECG, ultrasonido, endoscopia, etc. Después de reflexionar mucho, con la facción realmente preocupada, el médico se viró para el enfermo y dijo:
- "Siento informarle, pero tengo una pésima noticia... Su caso es terminal !"
- "Por el amor de dios doctor, cuanto tiempo todavía tengo de vida - preguntó desesperadamente el paciente.
- "Diez..." - respondió el médico.
- "¿Diez, el que? diez años, diez meses, ¿diez días?" - preguntó el paciente.
- El médico miró para el reloj, y en tono fúnebre continuó: - "...Nueve, ocho, siete, ..."



¿Cual es la diferencia entre el error del agrónomo y el error del médico?
Respuesta: El error del agrónomo la tierra muestra, mientras que el error del médico la tierra cubre.



¿Qué es un estudio doble-ciego?
- Un ortopedista y un dermatólogo discutiendo un laudo de biopsia hepática...



En el Consultorio
El médico está prescribiendo cuando el cliente le llamó la atención:
- Doctor, el señor está escribiendo con el supositorio
- ¿¡Ue,!...¿dónde es qué yo metí mi bolígrafo?



Cosas que usted no quiere oír durante el transplante de hígado

-¡Oops!
-¿Alguien vio mi reloj?
-La fiesta fue buena ayer por la noche Hace tiempos no bebía tanto...
-¡Mierda! ¡La página 47 del manual está faltando!
-Tire la foto de este ángulo. ¡Esto es realmente una aberración!
-Mejor preservar esta estructura. Será útil en la necroscopia.
-¡Vuelva aquí, perro malvado!
-Espere ahí, si esto es el bazo, ¿lo qué es aquello?
-Me pase A... A... A... ah, aquella cosa que corta allí.
-Ah no, faltó luz de nuevo...
-Riñones valen mucho dinero y él tiene 2...
-Esperen ahí, personal, ¡perdí mis lentes de contacto!
-Quisiera no haber olvidado mi gafas.
-Bien personal, esto será una experiencia para nosotros.
-¿El suelo está limpio, no?
-¿Es donador de órganos?
-Creo que esto está afilado lo suficiente.
-¡Fuego, fuego! ¡Todos para afuera!




El médico mira para el paciente y dice:
- ¡Lamento en decirle eso, pero con el estado de su hepatitis el señor tiene apenas dos meses de vida!
- ¡Dos meses?! ¡Caramba, entonces yo no voy ni conseguir pagar el señor!
- ¡OK! ¡Yo te doy más dos meses!



El sujeto con hepatitis C, un tanto cuanto escéptico, fue a un médico que decían hacía curas milagrosas por medio de la autosugestión.
Después de algunos minutos de espera él entró en el consultorio, se sentó y el médico dijo:
- Ahora, el señor relaje y diga: "Estoy curado", "estoy curado", eso es, repita veinte veces. El sujeto obedeció.
- Listo - dijo el médico - Puede ir para casa qué el señor está óptimo! ¡Son 50 Pesos! Inconformado con la actitud del médico, él dijo:
- Doctor, repita veinte veces: "Ya recibí", "ya recibí"!



El médico para el paciente:
- Hum... su enfermedad no me agrada ni un poco...
- Disculpe, doctor, pero creo que solo tengo ésa...



- ¿Doctor, tiene certeza del que estoy con hepatitis?
- Ham, ham...
- ¿Sabe lo que es, doctor? Es que a veces los médicos diagnostican hepatitis y el enfermo muere de otra enfermedad.
- Se quede tranquilo. ¡Cuándo yo digo qué es hepatitis, el paciente muere es de hepatitis mismo!



Un gallego preocupado con su salud buscó un médico urgente:
- Doctor, por el amor de Dios, ¡estoy sintiendo dolores en el cuerpo todo!
- Dé ejemplos, por favor...
- Ah doctor, pongo el dedo en el pie, duele, pongo el dedo en el pecho, duele, pongo el dedo en la cabeza, duele, como puede ver, todo mi cuerpo duele.
- Huuuum, creo que ya sé...
- ¿Lo qué es doctor? ¿Por el amor de Dios, es grave?
- No, Manuel, no es grave: usted apenas quebró el dedo.



El paciente con problemas hepáticos fue al médico y después de varios exámenes él le recetó tres remedios. Una semana después, había desmejorado considerablemente y estaba en la cama agonizante cuando su esposa resuelve llamar al médico nuevamente.
- ¿El señor compró todas los remedios qué yo le pasé? le pregunta el médico, inconformado.
- ¡Pero es claro qué yo compré, doctor!
- ¿Y tomó todos?
- ¿Tomar de qué manera? Si en todos los frascos estaba escrito: "Mantenga siempre cerrado"?



Preocupada por la hepatitis del esposo, por la tercera vez la mujer busca el médico.
- ¡Él no tiene nada!!! - garantiza el médico - Ya hice mil exámenes. Él apenas piensa que está enfermo. ¡Es psicológico!
Una semana después, encuentra el médico en la calle:
- Entonces, señora, ¿cómo está su esposo?
- Ah, doctor, él ahora piensa que está muerto.



En el consultorio, el médico intenta tranquilizar el paciente:
- ¡No se preocupe por la hepatitis! ¡Yo mismo la tuve hace mucho tiempo atrás y estoy completamente curado!
- ¡Yo sé, doctor! ¡Pero su médico era otro!



Después de la consulta el sujeto pregunta al médico:
- ¿Cuánto es la consulta, doctor?
- Son doscientos pesos.
- ¡Doscientos?! ¿No tiene descuento para un colega de profesión?
- ¿El señor también es médico?
- ¡No, soy ladrón!



El médico habla para el paciente:
- No consigo encontrar el motivo de sus dolores, mi caro. Solo puede ser a causa de la bebida.
- ¡No tiene importancia, doctor! ¡Vuelvo otro día qué el señor esté sobrio!



Dos médicos hacen visita a la enfermería de cirugía: un cirujano y un clínico. En un dado momento el clínico se pone curioso sobre un paciente y pregunta:
-¿Y aquel paciente?
El cirujano adelanta:
-Ah, sí, aquél allí yo lo operé por cinco mil pesos.
El clínico insiste:
-Sí, entiendo, ¿pero lo qué él tenía?
El cirujano:
-¡Cinco mil pesos!



- Fui al médico y por culpa de la hepatitis me ha quitado el whisky, el tabaco y las drogas.
- Pero, ¿vienes del médico o de la aduana?



El post operado al cirujano:
- Doctor, entiendo que se vista de blanco, pero ¿por qué tanta luz?
- Hijo mío, soy San Pedro...



- Doctor ¿qué tengo?
- No se preocupe más mi amigo: cualquier duda la aclararemos en la autopsia.



Yo no me fío de los cirujanos: son expertos en manejar cuchillos, se ponen máscaras para que no los reconozcan y usan guantes para no dejar huellas.



Como irritar un médico en 12 pasos


1. Comience la consulta reclamando de la demora, aun cuando haya sido atendido rápidamente. Después, diga al médico que él es el tercero que usted busca por el mismo motivo, y que usted solo quiere más una opinión, pues no confía mucho en médico. Diga también aquella frase clásica: "¡Cada médico dice una cosa!";

2. Nunca responda directamente a las preguntas. Caso él pregunte si usted tuvo fiebre, diga que tuvo tos. Cuente todo detalladamente, comenzando, si posible, desde cuando usted aún era un niño....

3. Lleve siempre 3 niños con usted (ni necesita ser sus propios hijos): especialmente aquéllos que mecen en todo, suben en los muebles y se quedan haciendo preguntas en medio a la consulta. Combine, previamente, con de ellos, para romper el termómetro del médico;

4. Pida receta de un medicamento controlado. Diga que no es para usted, pero para una vecina muy amiga suya. No olvide de decir que ella toma esos remedios hace años y que no se queda sin ellos, y que usted quiere retribuir un favor de ella;

5. Cuando el médico pregunte qué remedio usted está tomando, diga que no se recuerda del nombre, pero "que es una pastilla blanca" y que usted está pensando en parar porque no está funcionando y está "atacando el estómago" como, además, todas las pastillas que usted toma. Aproveche para pedir una "inyección";

6. Cuando el médico esté se despidiendo de usted, en la antesala, diga bien alto, para los otros oigan también: "¡Vamos a ver si ahora el señor acierta!";

7. En el retorno de la consulta, inicie con: "Estoy peor que antes". Aproveche para incluir, en el relato, nuevas quejas. Diga que usted pasó por un farmacéutico, muy antiguo y muy conceptuado en el barrio que su tía vive, y él resolvió cambiar los remedios;

8. Insista para que el médico intente descubrir la causa de aquella cólica que usted tuvo hace seis meses, y que desapareció misteriosamente. Insista en contar los síntomas con riqueza de detalles;

9. Traiga los exámenes solicitados por médicos de otras especialidades. Si él es generalista, consiga un electroencefalograma para él dar laudo. Pregunte si él haría el favor de ver la mamografía de su vecina (otra);

10. Descubra donde su médico da plantón por la noche, y solo pase a procurarlo allá. Dé preferencia en hospitales públicos, donde él no gana por ficha de paciente;

11. Al final de la consulta, pregunte si él no haría el favor de dar un atestado, pues usted no "tuvo condiciones de trabajar hoy", o, entonces, diga que usted tenía que resolver unos problemas y no dio para ir a trabajar;

12. Finalmente, complete la irritación de él, mandándole estos pasos por e-mail, y a sus colegas.


ENTRE AQUÍ  para recibir las últimas noticias por e-mail
Baje gratis el libro La curación de la hepatitis C
Baje gratis el libro Conviviendo con la hepatites C

Apoyo:

DST-AIDS

Abbvie
BMS

Gilead

WHA

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos
los Principios del
código HONcode
.
Compruébelo aquí.