¿La Carga Viral indica la progresión del daño hepático en la Hepatitis C?

3517

Voltar

El texto a continuación hace parte de un editorial de la revista Hepatology del mes de diciembre de 2005, escrito por los Dres. T. Heller y L. B. Seeff del National Institutes of Health (NIH) de Estados Unidos quiénes comentan un estudio publicado en la misma edición por un grupo de pesquisidores coordinados por el Dr. Hisada (Hepatology. 2005 Dec; 42(6):1261-3. – Hepatitis C virus load and survival among injection drug users in the United States) en el cual son realizadas algunas colocaciones sobre la importancia de la carga viral de la Hepatitis C en usuarios de drogas que murieron a causa de la falencia hepática.

El artículo del Dr. Hisada de a entender qué puede existir una fuerte asociación entre el nivel de la carga viral del HCV y la falencia del hígado (End stage liver disease – ESLD) al relatar que bajando la carga viral del HCV parece disminuir el avance del daño al hígado, aún en los casos en los que el virus no es totalmente eliminado.

El artículo llamó la atención de los editores ya que muestra discrepancias en cuanto a la importancia de la carga viral en la Hepatitis C con relación a otros estudios existentes. Esta discordancia puede estar relacionada con una interpretación de los datos ya que todos los pacientes del estudio del Dr. Hisada eran usuarios de drogas inyectables, algunos se encontraban inmuno suprimidos por co-infección con el HIV o con el HTLV II y otros posiblemente por factores peculiares para esta población, como infecciones adicionales, comorbidades o bajas condiciones nutricionales. En contraste, la mayoría de los otros estudios publicados sobre la importancia de la carga viral del HCV en la progresión del daño al hígado envolvían pacientes con una menor probabilidad de comprometimiento del sistema inmune del organismo.

Es perfectamente comprensible que una mayor carga viral puede resultar de un sistema inmunológico reducido, el cual puede ser el responsable por la progresión de la destrucción del hígado. El propio estudio del Dr. Hisada destaca que el virus de la Hepatitis C no es considerado un agente citopático (su número no tiende a disminuir por la acción del propio virus) corroborando así estudios anteriores que indican que no es la carga viral y sí el sistema de defensa del organismo (el sistema inmune) el responsable de inducir, o no, la progresión de la enfermedad.

Los autores del editorial colocan como evidencias adicionales que otros grupos de pacientes infectados con la Hepatitis C que también son inmuno suprimidos, como los co-infectados con el HIV y los trasplantados de riñón o hígado presentan una carga viral elevada juntamente a una probabilidad mayor de progresión acelerada del daño hepático. De ese modo la disminución de la actividad del sistema inmune podría ser el responsable de ambas las condiciones, la carga viral elevada y la progresión acelerada de la enfermedad. Asimismo el punto central en cuestión pasa a ser la diferencia entre causa y efecto.

Aclaran los autores del editorial que, mientras la pesquisa del Dr. Hisada no puede ser ignorada y posee importancia con relación a la indicación de tratamiento, sin embargo, parece ser aún prematuro se recomendar la terapia con el simple objetivo de conseguirse una reducción pura y simple de la carga viral del HCV a fin de prevenir o reducir el daño al hígado hasta que pesquisas adicionales sean realizadas utilizando consecutivos resultados de carga viral y repetidas biopsias de hígado en grupos considerables de pacientes.

MI COMENTARIO:

La importancia del editorial de la revista Hepatology demuestra la pérdida de tiempo y dinero que es realizar testes de carga viral en pacientes con Hepatitis C que no se encuentran en tratamiento.

Es normal encontrar en la práctica médica casos de pacientes con baja carga viral que ya se encuentran con cirrosis y otros pacientes, con cargas viral de millones de virus con un hígado en perfecto estado, sin necesidad siquiera de tratamiento.

A pesar que la prueba de carga viral en la Hepatitis C fue introducida para acompañar la respuesta al tratamiento la mismo se generalizó y pasó a ser solicitada prácticamente sin criterio. La prueba de carga viral es un factor muy importante en la Hepatitis B o en el HIV, donde en estas enfermedades la carga viral muestra la gravedad de la enfermedad, pero no se puede utilizar el mismo criterio con relación a la Hepatitis C.

El paciente de Hepatitis C fuera de tratamiento que por curiosidad realiza continuados testes de carga viral simplemente consigue se poner ansioso y angustiado con los resultados. La variación es enorme en cada resultado, llegando a triplicar el valor entre un y otro resultado según mostró un estudio de la Dra. Edna Strauss.

Fuente:
T Heller and L B Seeff. Viral load as a predictor of progression of chronic hepatitis C? (editorial) Hepatology 42(6): 1261-1263. December 2005.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar