Transmisión de la hepatitis C en el sexo anal – Más un mito superado

2700

Voltar

Siempre se especuló que la transmisión sexual de la hepatitis C entre hombres que hacen sexo con hombres, los cuales pasaremos a llamar de “HSH” en el texto de este artículo, sería facilitada por la posibilidad de heridas durante el sexo anal debido a poca elasticidad y lubricación como acontece en órgano sexual femenino. Un estudio que acaba de ser publicado en la Public Health Reports relata un amplio estudio sobre el asunto.

Los autores de la investigación reconocen que diversos estudios realizados en grupos de “HSH” infectados con HIV/SIDA, no usuarios de drogas ilícitas, levantó preocupación sobre la probable transmisión de la hepatitis C por vía sexual, llevando la recomendación a que la hepatitis C debía ser testada rutinariamente entre individuos “HSH“.

Para evaluar si la recomendación de la detección rutinaria de esos individuos era necesaria, confrontaron la incidencia de anticuerpos del HCV en grupos de individuos “HSH” no usuarios de drogas y, también, en grupos de hombres heterosexuales no usuarios de drogas, todos ellos atendidos en clínicas de enfermedades de transmisión sexual, en centros de detección de HIV y en programas de educación de SIDA de las ciudades de Nueva York, Seattle y San Diego, en Estados Unidos entre los años de 1999 y 2003.

Los resultados muestran que la incidencia de anticuerpos del HCV en el medio masculino de usuarios de drogas ilícitas era del 51%.

Entre los 1.699 individuos “HSH” no usuarios de drogas ilícitas, solamente 25 (1,5%) se encontraban positivos para hepatitis C. Entre 3.455 hombres heterosexuales no usuarios de drogas ilícitas fue encontrado que 3,6% de ellos eran positivos para hepatitis C. Curiosamente la hepatitis C fue encontrada en menor incidencia entre los individuos “HSH” (hombres que hacen sexo con hombres) cuando los mismos no utilizan drogas ilícitas.

Los autores demuestran el gasto inútil que representa la recomendación de testar rutinariamente individuos “HSH” que no utilizan drogas inyectables. Recomiendan que todos los individuos “HSH” infectados con HIV/SIDA deberían ser testados para a hepatitis C, debido al alto riesgo de complicaciones que la co-infección representa.

MI COMENTARIO:

Aunque la transmisión sexual de la hepatitis C pueda ser posible caso acontezcan heridas en los dos compañeros, el estudio en cuestión muestra que el sexo anal no representa un factor de riesgo de transmisión de la enfermedad, no se encontrando diferencias significantes de la incidencia de hepatitis C en los practicantes del sexo anal.

Con los resultados del estudio y de otros que están en realización en Europa confirmando previamente los resultados, más un mito con relación a la forma de transmisión de la hepatitis C está siendo definitivamente superado, enterrado.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
J Buffington, PJ Murray, K Schlanger, and others. Low Prevalence of Hepatitis C Virus Antibody in Men Who Have Sex With Men Who Do Not Inject Drugs. Public Health Reports 122 (suppl 2): 63-67. September 2007.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar