Síntomas en los niños y adolescentes con hepatitis C

2454

Voltar

Un estudio publicado en el “Pediatric Infectious Disease Journal” investigó los síntomas de 62 niños y adolescentes, con edad entre 3 meses y 19 años (medía de 12,5 años de edad), infectados con hepatitis C.

El estudio constató que 60% de los niños y, en especial de los adolescentes, presentaban algún síntoma, relatados como fatiga, dolor en las articulaciones, dolor abdominal, hematomas, hemorragias u otros síntomas no específicos.

Del total de los pacientes, 57% presentaban evidencias de inflamación en el hígado con algún grado de fibrosis y 9% esteatosis (grasa en el hígado).

Los niños presentaban más síntomas (58,3% de ellos) que las niñas (41,7% de ellas), pero independiente del sexo todos los pacientes con esteatosis o mayor grado de fibrosis poseían síntomas.

Los pacientes con mayor edad, con medía de edad de 13,5 años, presentaban más síntomas que los más jóvenes, con medía de 8,9 años de edad.

Curiosamente los que presentaban carga viral arriba de los 2 millones presentaban menos síntomas clínicos que los que poseían carga viral abajo de los 2 millones. Los que poseían carga viral baja tenían probabilidad cinco veces mayor de presentar síntomas clínicos.

No fueron encontradas diferencias estadísticamente significativas con relación a la raza, comorbidades, genotipos, en las diversas transaminasas o grado de fibrosis.

Los autores concluyen que los pacientes pediátricos pueden presentar síntomas relacionados a la hepatitis C.

MI COMENTARIO:

Importante estudio, sin embargo con un número pequeño de participantes y con edades muy variadas. Personalmente creo difícil comparar niños con adolescentes debido a la progresión lenta de la enfermedad, pero vale el estudio para despertar la atención para la necesidad de la realización de nuevas investigaciones que vengan a comprobar, o no, los resultados obtenidos.

Es sabido que por ser la hepatitis C una enfermedad de lenta progresión raramente niños o adolescentes presentan serios problemas de comprometimiento hepático, pero como a cada día también es conocido que cuanto más precoz el tratamiento mayor será la posibilidad de cura y menores el aparecimiento de comorbidades relacionadas a la enfermedad, los conceptos sobre la no recomendación de tratamiento de niños y adolescentes están siendo reconsiderados en los consensos de tratamiento.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
Symptomatic and pathophysiologic predictors of hepatitis C virus progression in pediatric patients – Henderson, Wendy A. PhD; Shankar, Ravi MD; Feld, Jordan J. MD; Hadigan, Colleen M. MD – Pediatric Infectious Disease Journal – Volume 28 – Issue 8 – 724-727. August 2009.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO


Compartilhar