Tratamiento de la hepatitis C en pacientes con disturbios psiquiátricos

838

Voltar

El tratamiento de la hepatitis C con el interferón combinado con la ribavirina presenta importantes efectos secundarios psiquiátricos, pudiendo exacerbar los problemas mentales en los pacientes con trastornos psiquiátricos ya existentes, ocasionando baja adherencia al tratamiento y afectando la respuesta terapéutica.

Investigadores franceses realizaron un estudio de corte para evaluar la adherencia al tratamiento de los pacientes con problemas psiquiátricos y comparar los resultados con los pacientes sin problemas psiquiátricos que fueron tratados durante los años de 2002 y 2005 con interferón pegilado y ribavirina en hospitales franceses.

Fueron analizados los históricos clínicos de 1.860 pacientes, de los cuales 403 (22%) presentaban trastornos psiquiátricos, en especial depresión y trastornos de ansiedad. La adhesión total al tratamiento fue prácticamente igual entre los dos grupos, del 35% entre los pacientes con trastornos psiquiátricos y del 39% entre los pacientes sin trastornos psiquiátricos. La cura de la hepatitis C fue la misma en los dos grupos del 52% versus 51%.

Los efectos mentales considerados adversos fueron superiores entre los pacientes con trastornos psiquiátricos, llegando a los 78% contra 57% en los pacientes sin trastornos psiquiátricos.

Concluyen los autores que el tratamiento de la hepatitis C con interferón pegilado y ribavirina en pacientes que presentan trastornos psiquiátricos parece presentar la misma posibilidad de suceso que en pacientes sin trastornos psiquiátricos, pero por presenten una mayor posibilidad de acontecer efectos mentales adversos provocados por el interferón, tales pacientes necesitan un rígido control y acompañamiento.

MI COMENTARIO:

El estudio confirma que si los pacientes con trastornos emocionales o psiquiátricos reciben atención adecuada, en especial de un psiquiatra, pueden realizar el tratamiento con muy buena adherencia y consiguen posibilidad de cura exactamente igual a los pacientes sin problemas psiquiátricos.

Lo ideal sería que tales pacientes reciban el tratamiento en centros de servicio multidisciplinar.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
Pegylated interferon-alpha2b plus ribavirin therapy in patients with hepatitis C and psychiatric disorders: results of a cohort study. – Lang JP, Melin P, Ouzan D, Rotily M, Fontanges T, Marcellin P, Chousterman M, Cacoub P; CheObs Study Group – Department of Psychiatry and Addiction, Hospital of Erstein, Erstein, France – Antivirial Therapy – 2010;15(4):599-606.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar