Nuevas evidencias sobre los efectos del café en la enfermedad hepática

1478

Voltar

Dos presentaciones en el AASLD 2010 asocian el café a un aumento en la posibilidad de suceso en el tratamiento de la hepatitis C y a una menor velocidad en la progresión de los daños en el hígado.

Una analice de los datos del ensayo clínico HALT-C, realizado en 885 pacientes con elevado daño hepático en retratamiento con interferón pegilado Pegasys, analizó la posibilidad de cura levantando hábitos de consumo de café de los pacientes durante los 12 meses anteriores al tratamiento.

Fue encontrado que 133 pacientes no bebían café diariamente, que 253 ingerían una taza por día o menos, que 367 ingerían diariamente entre 1 y 3 tazas de café y, que 132 bebían 3 o más tazas por día.

El objetivo de los investigadores era evaluar la reducción de la carga viral en por lo menos 2 LOG en la semana 12 del tratamiento y la respuesta sostenida, esto es, los que resultaron realmente curados con el retratamiento.

En la semana 12 del tratamiento la reducción de 2 LOG o más fue observada en un 45,7% de los pacientes que no bebían café, en un 44,7% de los que bebían menos de 1 taza por día, en un 57,1% entre los que bebían entre 1 y 3 tazas por día y, en un 72,7% de los que bebían 3 o más tazas de café por día.

La cura de la hepatitis C (respuesta sostenida seis meses después del final del tratamiento) aconteció en un 11,3% de los pacientes que no bebían café, en un 12,7% de los que bebían menos de 1 taza por día, en un 20,7% de los que bebían entre 1 y 3 tazas por día y, en un 25,8% de los que bebían 3 o más tazas por día.

Es necesario atentar que el porcentual de curados es pequeño porque los 885 pacientes eran infectados con el genotipo 1, no respondedores a un tratamiento anterior y con fibrosis elevada o cirrosis, o sea, uno de los grupos más difíciles de responder a un retratamiento.

Otro estudio evaluó el efecto del café en pacientes con esteatosis (grasa en el hígado), pacientes que no abusan de bebidas alcohólicas o infectadas con cualquier hepatitis. Pacientes que son conocidos como afectados por la esteato hepatitis no alcohólica.

Los pacientes no presentaban síntomas y fueron diagnosticados al realizar una ecografía. Realizada una biopsia del hígado fue encontrado que 89 pacientes presentaban esteatosis simple, que 31 pacientes presentaban esteato hepatitis no alcohólica con fibrosis leve (F0 y F1) y, que 9 pacientes presentaban esteato hepatitis no alcohólica con fibrosis elevada o cirrosis (F2 – F4).

Los investigadores encontraron que los pacientes que presentaban menos fibrosis bebían una cantidad mayor de café que aquéllos que presentaban grados de fibrosis elevada. Los pacientes con esteatosis simple o con esteato hepatitis no alcohólica con fibrosis leve (F0 y F1) consumían una medía de 413 mg de cafeína (cinco tazas de café fuerte) por día, en comparación con los pacientes con esteato hepatitis no alcohólica con fibrosis elevada (F2 – F3 – F4) que bebían 189 mg de cafeína (dos tazas de café fuerte) por día.

Concluyentemente puede se creer que existen evidencias que comprueban que el consumo “moderado” de cafeína y/o café podría ser un complemento auxiliar en el tratamiento de la esteatosis (grasa en el hígado) y podría aumentar la posibilidad de cura con el tratamiento de la hepatitis C con interferón pegilado y ribavirina, pero cuidado, pues existen pacientes intolerantes al café y, aún, tomar café en exceso podrá causar problemas estomacales y digestivos, y dejar el individuo con insomnio.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
– AASLD 2010 – Abstract 224 – COFFEE IS ASSOCIATED WITH VIROLOGIC RESPONSE IN CHRONIC HEPATITIS C (CHC): FINDINGS FROM THE HEPATITIS C LONG-TERM TREATMENT AGAINST CIRRHOSIS TRIAL (HALT-C) – Neal D. Freedman, Teresa M. Curto, Karen Lindsay, Elizabeth C. Wright, Rashmi Sinha, James E. Everhart5.
– AASLD 2010 – Abstract 627 – ASSOCIATION OF COFFEE CONSUMPTION WITH FATTY LIVER DISEASE, NASH, AND DEGREE OFHEPATIC FIBROSIS – Jeffrey W. Molloy, Christopher J. Calcagno, Christopher D. Williams, Stephen A. Harrison.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar