Depresión: Reconociendo los síntomas emocionales

1369

Voltar

Depresión es una enfermedad como cualquiera otra, pudiendo acontecer con quienquiera, pero cuando alguien es diagnosticado con una enfermedad crónica, como en el caso de las hepatitis muchos individuos pueden desarrollar depresión, principalmente si la infección es por la hepatitis C.

Peor aún, los síntomas depresivos pueden aumentar, mucho, durante el tratamiento con el interferón pegilado, motivo por el cual es importante intentar encontrar probables señales de depresión antes del tratamiento y si necesario procurar tratamiento especializado cuanto antes, de preferencia antes de empezar el tratamiento de la hepatitis.

El médico que cuida de la hepatitis es un especialista en la enfermedad, pero no se trata de un psicólogo o un psiquiatra. La mayor preocupación de él será curar la hepatitis, no dando a otros problemas que puedan acontecer la debida importancia. Por eso es importante que el propio paciente se preocupe en encontrar soluciones para los otros problemas que están aconteciendo, pues en la mayoría de los casos no están solamente “en la cabeza del paciente”, como algunos médicos responden durante la consulta.

Por ser los aspectos emocionales la mayor causa de interrupciones del tratamiento de la hepatitis, el propio paciente puede ayudar a encontrar señales y síntomas relacionados a un probable cuadro de depresión. Vea cuales pueden ser y si usted se encuadra en alguno de ellos:

– Si usted se sentir triste, vacío, desesperanzadamente, cuidado, pues es una señal claro de depresión.

– Si usted de repente pasó a perder el interés en cosas que usted solía apreciar, como practicar un deporte, ir al cine, participar de la vida social, pierde la voluntad sexual y otras tantas cosas que usted gusta, cuidado, pues son indicativos de una probable depresión.

– Si usted anda irritado, ansioso, mal humorado, no consigue relajar, cuidado, la depresión está llegando.

– Si usted está con falta de concentración, no consigue pensar de forma clara, con dificultad para tomar decisiones, con miedo de hacer elecciones, cuidado, la depresión está presente.

– Si usted anda se sintiendo culpable por todo qué pasa, o se sienta un inútil en la vida, cuidado, está con depresión.

– Si usted está pensando en la muerte o hasta en el suicidio, cuidado, la depresión está muy fuerte.

¿Y entonces, detectó algún probable síntoma de depresión? No se ponga triste ni despavorido, pues la depresión es una condición que tiene tratamiento.

Procure un psicólogo si los síntomas son ligeros y que una terapia puede dar resultado, pero considere que ese es un procedimiento de largo plazo. De preferencia a un psiquiatra si desea resultados rápidos. Los psiquiatras pueden tratar la depresión con medicamentos, para disminuir o eliminar los síntomas antes de empezar el tratamiento de la hepatitis y para evitar problemas durante el uso del interferón, evitando que el tratamiento tenga que ser interrumpido por problemas emocionales, ofreciendo al mismo tiempo una mejor calidad de vida, tanto en lo familiar o social como en su trabajo.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar