Tratamientos alternativos

958

Voltar

Cuando alguien se enferma estará procurando todas las formas posibles para curar y volver a tener salud. La recomendación principal que debe ser considerada es siempre consultar un médico para tener un tratamiento correcto.

Pero cuando la enfermedad es crónica y prácticamente desconocida, como son las hepatitis B y C, muchos pacientes procuran tratamientos alternativos, remedios caseros, algunas hierbas, productos naturales, vitaminas y hasta formulas milagrosas vendidas por charlatanes que se aprovechan de la ansiedad de los pacientes.

Pero alguien que está siendo atacado por los virus B o C de las hepatitis ya tiene un grave problema en el hígado, por eso debe ser extremadamente prudente, con todo aquello que come, bebe, ingiere, respira o coloca en su piel, pues todo va a tener que pasar por el hígado para ser metabolizado (procesado).

Existe quien recurre a remedios hechos con hierbas o vitaminas. Existen algunas hierbas o vitaminas que pueden ser tomadas con seguridad, sin embargo existen otros que deben ser ingeridos con mucha precaución o hasta deben ser evitados por completo. Es aconsejable consultar su médico antes de experimentar.

Algunas hierbas y vitaminas mejoran el estado físico y la disposición de las personas, lo que es de hecho muy bueno, pero es importante resaltar que no existe ninguna comprobación de cura de las hepatitis B y C utilizando hierbas o vitaminas.

Vitaminas deben ser de preferencia las encontradas en la alimentación. Si necesita de algún suplemento vitamínico a ser tomado todos los días evite los que contienen hierro en su formula, a no ser que su médico lo haya recetado por alguna condición en especial.

Nunca tome una dosis mayor que la indicada en la etiqueta de las vitaminas, pues podrá desarrollar una avitaminosis, provocando una hepatitis medicamentosa y afectando aún más el hígado.

Una hierba o un producto animal puede ser natural, pero no significa que sea seguro. ¡Veneno de víbora también es natural! Natural solamente significa que no fueron utilizadas substancias químicas, pero no por eso son productos sin riesgos para la salud y en especial para el hígado.

Si un amigo habló que determinada hierba fue buena para él no significa que acontecerá el mismo efecto en usted. Cada organismo reacciona de forma totalmente diferente.

Nunca tome medicamentos a base de hierbas o plantas medicinales, o vitamina E durante una semana antes de cualquier procedimiento médico, pues podrán acontecer reacciones adversas durante el procedimiento.

Tratamientos alternativos como masajes, acupuntura, meditación y oraciones ayudan a mantener la mente equilibrada y disminuyen la ansiedad y depresión. Puede abusar de ellos a voluntad, no poseen efectos adversos.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO


Compartilhar