¿Lo qué es anemia?

1509

Voltar

Anemia es la disminución de los glóbulos rojos, quiénes son los responsables para transportar oxígeno por el cuerpo. El nivel de la anemia es medido por la concentración de la hemoglobina que es la proteína que proporciona lo color rojo de la sangre.

La anemia provoca cansancio, aun cuando se haya dormido bien o la persona no siente tener la energía para las actividades normales.

Los síntomas varían pudiendo incluir:

Flaqueza; sensación de desmayo; piel pálida; falta de apetito; tontura; cansancio; sueño; indisposición; dolor de cabeza; uñas flacas; piel seca; caída de cabello; falta de aire; palidez en las mucosas de los ojos y boca; fallas en la memoria; sopor o frialdad en las manos y pies, baja temperatura corporal y dificultades en la concentración

Las personas con anemia tienen menos oxígeno en la sangre, lo que significa que el corazón tiene que trabajar más para bombear oxígeno suficiente provocando problemas cardíacos relacionados, como arritmia (un ritmo cardíaco anormal), falta de aire y dolor en el pecho.

Diferencias entre la anemia normal y la anemia durante el tratamiento de la hepatitis C

Mujeres y personas con enfermedades crónicas tienen mayor riesgo de anemia. Cuando las mujeres pierden sangre en períodos menstruales pueden presentar anemia. Embarazo también provoca alteraciones en el volumen de sangre de una mujer que puede resultar en anemia. Enfermedades crónicas, como enfermedad renal pueden afectar la capacidad del cuerpo de producir células rojas de la sangre. Una dieta pobre en hierro, ácido fólico o vitamina B12 también aumenta el riesgo. Y algunos tipos de anemia son hereditarios, pero todo eso es considerado como casos normales de anemia.

Ya durante el tratamiento de la hepatitis C es la ribavirina que provoca anemia, pero es una anemia diferente, llamada de anemia hemolítica. Por ser una anemia causada por el medicamento, alimentación o suplementos de hierro no causarán efecto alguno para combatirla, hasta por el contrario, tomar suplementos de hierro llega a ser prejudicial, pudiendo provocar dolores en las articulaciones. El tratamiento, cuando el nivel de hemoglobina pasa a ser preocupante es realizado con el medicamento eritropoyetina. En casos más graves una transfusión de sangre puede ser necesaria.

Algunos infectados en tratamiento de la hepatitis C consiguen reducir la posibilidad de la anemia ingiriendo vitamina B12 y ácido fólico, pero antes de tomar siempre deben consultar el médico que está cuidando de la hepatitis. Alimentos de origen animal son fuentes de vitamina B12 y el ácido fólico es encontrado en hojas verdes, frutas, fréjol y guisantes.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar