¿Cómo puedo ayudar un amigo o familiar que está en tratamiento?

1141

Voltar

Recuerde siempre…

1) Usted no puede curar su amigo o familiar, pero puede ayudar mucho en su recuperación.

2) Independiente de sus esfuerzos, los síntomas pueden se volver peores, o pueden mejorar.

3) Si usted tiene mucho resentimiento, estará actuando de forma equivocada.

4) Puede ser duro para usted aceptar la enfermedad; imagine entonces como es para el amigo o familiar enfermo.

5) La aceptación de la enfermedad por todos del grupo puede ser útil, pero no necesario.

6) Puede aprender algo sobre usted mismo al convivir con un amigo o familiar que esté pasando por la enfermedad.

7) Separe la persona de la enfermedad. Ame la persona, hasta mismo si usted odia el virus.

8) Los efectos secundarios del tratamiento deben ser separados del estado de espíritu de la persona.

9) No es bueno para usted ser negligente. Usted puede necesitar de atención algún día.

10) Sus chances de contraer hepatitis C en el contacto casual o sexual con un amigo o familiar son extremadamente bajas, es solo tomar pequeñas precauciones para evitar contacto con el sangre.

11) La enfermedad de un amigo o familiar no es nada vergonzosa. Realmente usted podrá sufrir discriminación de personas preocupadas que desconocen la enfermedad. Explique a ellos de lo que se trata.

12) Nadie es culpado.

13) No olvide de su sentido de humor.

14) Puede ser necesario revisar sus expectativas de vida.

15) Reconozca el coraje notable que su amigo o familiar está demostrando al manejar la enfermedad y el tratamiento.

16) La peor respuesta a la supervivencia es frecuentemente la de cerrar su vida emocional. Resista a eso.

17) Las relaciones familiares pueden estar en desorden en la confusión sobre la enfermedad. Puede ser necesario renegociar las cosas de modo a reestructurar su relación, emocional y física.

18) Reconocer que una persona limitó sus capacidades no debe significar que usted no espera nada más de él.

19) Después de negación, tristeza e rabia, viene la aceptación

20) Enfermedades son una parte del libro de la vida. Sepa comprender.

21) Es absurdo creer que usted puede tratar una enfermedad física como hepatitis con conversación, aunque consejos puedan ser útiles y muchas veces ayuden.

22) Los síntomas y el comportamiento pueden mudar a lo largo del tiempo.

23) El desorden puede ser periódico, con tiempos de mejoría y deterioro, independiente de sus esperanzas o acciones.

24) No asuma la total responsabilidad por su amigo o familiar enfermo.

25) Las necesidades de la persona enferma no son siempre las primeras a ser atendidas.

26) Una enfermedad crónica afecta la familia entera, no solo a la persona que de hecho tiene la enfermedad.

27) Es natural experimentar un caldero de emociones como aflicción, culpa, miedo, rabia, tristeza, confusión etc. Usted, no el amigo o familiar enfermo, es responsable de sus propios sentimientos.

28) Usted no está solo. Compartir sus pensamientos y sentimientos con otros, frecuentando un grupo de apoyo, será útil y benéfico para todos.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar