El temor de la encefalopatía hepática

3391

Voltar

El mayor miedo de un paciente infectado con hepatitis es: primero llegar a desarrollar cirrosis y después de ella descompensar llegando a uno de los estados terminales, que es cuando aparecen los síntomas de la encefalopatía hepática.

En la encefalopatía existen cuadros más o menos graves. Los menos graves presentan síntomas clínicos imperceptibles, llegando en los casos graves a llevar el paciente al estado de coma. La gravedad es evaluada por el médico utilizando generalmente una escala entre 1 y 4.

La encefalopatía hepática también puede acontecer en cuadros de hepatitis aguda, en casos donde no existe enfermedad hepática y la más normal es la causada por una enfermedad crónica del hígado. Puede ser episódica al aparecer por breves períodos o persistente, cuando altera el día-a-día del paciente.

Diversos estudios estiman que hasta 50% de los pacientes con cirrosis podrán llegar a un cuadro de encefalopatía. La mayoría de los casos de encefalopatía es desencadenada por problemas de infección o de hemorragias gastrointestinales.

El tratamiento, en muchos casos hasta preventivo, es reducir la producción de amoníaco, incluyendo medicamentos como la lactulosa y antibióticos.

Una recomendación a quien ya tuvo algún episodio de encefalopatía es evitar dirigir vehículos, pues a cualquier momento, sin aviso previo, será posible tener un nuevo ataque, cuando entonces si el paciente está dirigiendo podrá ocasionar un grave accidente.

Por tanto, todo paciente que ya llegó a la cirrosis debe llevar una vida saludable, con una alimentación balanceada, con total prohibición de bebidas alcohólicas, evitar fumar y practicar alguna actividad física aeróbica. De ésa forma la progresión de la cirrosis será más lenta y evitará llegar rápidamente a un cuadro de encefalopatía.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar