Nuestro suceso en el Facebook

1089

Voltar

Las redes sociales democratizaron el acceso de cualquier persona a medios de comunicación, eliminando los intermediarios. No es más necesario depender de un periódico, revista o TV, ahora todos pueden se manifestar colocando sus opiniones, angustias o reclamaciones.

Una página en el Facebook es evaluada por el alcance que ella logra, medida por el número de veces que cada post (mensaje) colocado es compartido. A mayor número de personas que lo comparten y los comentarios en determinado post, concordando o discordando, aumenta de forma exponencial la visibilidad de la página llevando la información a un número mayor e incalculable de personas.

El mayor número de compartimientos, según los evaluadores de medios de comunicación de las agencias de publicidad, aumenta la credibilidad de las informaciones colocadas, credibilidad ésa que para ser construida exige tiempo.

La mudanza es mundial y hasta los grandes anunciantes ya están pasando para ese nuevo mercado de interacción directa con el público-blanco. Es una nueva realidad que merece discusión, pero que hace con que paradigmas en las formas de comunicación y divulgación sean revisitados.

En la economía conectada, capítulo 6 del libro del físico ruso Andrei Vazhnov, explica lo que significan escalas en plataformas digitales: “En general, si una red tiene N usuarios, el número de conexiones posibles entre ellos es N (N-1) / 2. Esta fórmula es conocida como Ley de Metcalfe y dice que el valor de una red crece más o menos como el cuadrado del número de usuarios. Una red 100 veces mayor puede volverse 10.000 veces más valiosa para los usuarios, como un círculo virtuoso de crecimiento permanente“.

El Grupo Optimismo entró en el Facebook en 2014, hace menos de dos años, y el crecimiento que obtuvimos nos sorprende. En las tres últimas semanas el número de compartimientos ultrapasa 450 por post colocado (621 compartidos en el último), colocándonos entre las páginas de hepatitis más compartidas del mundo.

Esa participación de los pacientes es que permitió aquel movimiento de escribir al Juez 3.000 e-mails contra una Liminar, también, conseguir hacer una bandera de 240 metros abierta en Brasilia y, una petición con 65.000 firmas en el papel, todas ésas conquistas no son solamente del Grupo Optimismo y sí del trabajo en red, triunfo que es necesario acreditar a la participación de los infectados y simpatizantes de la causa. De ésa forma logramos los tratamientos con los medicamentos libres de interferón.

Asociaciones de pacientes y hasta individuos deben se aprovechar de esa nueva realidad de diseminar información, de conseguir visibilidad, de colocar las hepatitis en evidencia y, cuando es necesario movilizar el mayor número de pacientes levantando nuestro grito todos puedan participar, pero para eso primero es necesario aprender a coordinar una red social de forma eficiente.

¡Juntos podemos vencer las hepatitis!

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar