Josiane – Brasil

1373

Voltar

En el año de 2007 más exactamente en el mes de Octubre, estuve internada en un hospital de Porto Alegre, Brasil, por 16 días.

Procuré el hospital porque sentía dolores en el “bajo vientre” y entonces quedé internada para investigación, pasé ese tiempo todo sin resultados concretos, llegué a ser diagnosticada a amigos como si estuviese con cáncer en el útero. Fueron 16 largos días con medicaciones, exámenes e incluso pasajes por el centro quirúrgico para intentar colectar material para análisis, pero siempre con resultados frustrados.

Solo después de todos los tipos de exámenes, ecografías y lo qué más yo tenía derecho, fue solicitada una video laparoscopía para retirar ese material que estaba alojado entre mi útero y mi intestino, en el día 20/11/2007.

En el tan esperado día hice la cirugía y fui para casa a espera del resultado en el día 08/01/2008. Volví en el día y hora marcada y recibí el diagnóstico del Doctor que había hecho la cirugía, tenía Endometriosis y por eso ya había tenido 2 abortos espontáneos, hasta que todo bien, pues yo y mi marido ya estábamos conformados en no tener más hijos, ya que yo tenía 2 de mi 1º casamiento.

Salí del hospital más tranquila en saber que no era cáncer y que yo llevaría una vida normal… algunos meses después doné sangre para mi hermana, que iría a hacer una cirugía de la vesícula y necesitaba de 2 donadores, ¿fui yo y mi esposo en el Hemocentro de Porto Alegre en el día 29/07/2008, allá completamos varias fichas con preguntas del tipo usted usa drogas? ¿Tiene relaciones extraconyugales? ¿Alguna enfermedad? entre otras… respondemos el cuestionario nos colocamos en el catastro mundial de donadores de médula y salimos bien felices esperando un día, quien sabe, ayudar alguien con nuestra médula.

Descubrí ser portadora del virus de la Hepatitis C a través de la Epidemiología de Gravataí en el día 29/09/2008, un día después de haber completado 28 años. Recibí una llamada de teléfono a las 18:00 horas de la responsable por el área del municipio de Gravataí y la frase de ella fue: ¿Hola Josiane? Estoy te llamando porque usted tiene hepatitis C y necesito te hacer unas preguntas…!!! (?!?!?!) ¿cómo así??? ¿Ésa sería la mejor manera de descubrir una enfermedad qué ni yo misma sabía derecho cómo era?? Pues fue así mismo, para espanto de ella yo todavía no había sido notificada y por coincidencia yo había hecho la donación para mi hermana. En el día 30/09 fui hasta el hemocentro por sugestión de la mujer de la epidemiología de Gravatai qué me dijo para confirmar si allá había algún resultado también, llegando allá la confirmación, ¡tenía yo hepatitis C y ni el Hemocentro y ni el hospital me había informado nada!!!! ¡absolutamente nada, recibí en mi casa un formulario de satisfacción del hospital en el año de 2008 y solo!!

Estoy en tratamiento psicológico e intento aceptar mi condición y entender qué puedo llevar una vida normal mismo con el virus.

Cuando descubrí el virus tuve voluntad de morir, pensé que no conseguiría convivir con eso hasta por la falta de información sobre la enfermedad. Pensé que tendría que alejarme de mi familia para no ponerlos en riesgo, intenté alejar las personas de mí principalmente mí esposo porque yo tenía miedo de contaminarlo, no sabía hasta entonces que el virus no era sexualmente trasmisible.

Busqué información, empecé a integrarme sobre todo cuanto decía respeto a la Hepatitis C, era eso que yo necesitaba para conocer, entender y aceptar lo que yo estaba pasando.

Hoy hago parte de comunidades y ONGs relacionadas a la enfermedad y ese contacto con personas que están pasando por el mismo sufrimiento que yo, eso me ha ayudado mucho, conocer la enfermedad y entender cómo ella actúa en mi cuerpo es saber exactamente qué ella va a mudar en mi vida.

Mi miedo era allende todo, el preconcepto… tenía miedo de como las personas irían a me tratar, si un simple mate con amigos podría dejarme en situación desagradable, si usar el mismo alicate que mi esposo o incluso el aparato de afeitar, podría lo haber contaminado en ese período en el que no sabíamos de la enfermedad… hoy mudé mi rutina, ya no uso aparatos y alicates en común, ya no voy más al salón de belleza, no hago cosas que yo pueda correr el riesgo de cortarme, como un simple corte de cebolla… hasta el período menstrual me trae incomodidad, creo que ver mi sangre aún no es una tarea muy fácil… sé que el preconcepto también es mío, pero mi esfuerzo es justamente para mudar eso.

El tratamiento con la Dra. Noeli me ha ayudado a superar esos miedos e inseguridades que asombraban mi recuperación.

Tengo dos hijos de 9 y 6 años, hice exámenes en ellos también y gracias a Dios el resultado fue negativo tanto para ellos cuanto para mí esposo. El hecho de saber que no contamine mi familia alivia mi dolor, no sé como sería si tuviese contaminado alguno de ellos… solo mudamos nuestra rutina cuando descubrí la enfermedad en 2008, y desde allá todo ha sido diferente.

Todavía no estoy en tratamiento con Interferón por ser reciente la contaminación y yo estar con (F0 A1 = Fibrosis 0), lo que significa que mi hígado aún no muestra señales visibles de necrosis, pero hago acompañamiento con el Gastroenterólogo Dr. Leonardo Grillo en el hospital San Geraldo en Gravataí desde el día 16/10/2008 manteniendo exámenes regulares.

Mudando viejos hábitos voy llevando mi vida y manteniendo vigilancia total en mi hígado para cualquier señal de alteración. Estoy buscando informaciones con otros médicos, pues en investigaciones realizadas a través del internet descubrí que puedo obtener la CURA si se realiza el tratamiento luego al inicio de la enfermedad y por ser joven, y estoy en busca de ésa CURA que es como nosotros portadores y miembros de ONGs llamamos el tan soñado resultado del tratamiento.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar