El “jet lag” aumentaría el riesgo del cáncer de hígado

822

Voltar

Viajeros frecuentes de aviones o trabajadores de horarios nocturnos, no solamente deberían descansar bien, sino también preocuparse por no generar con el tiempo obesidad y un potencial cáncer de hígado.

Esto es debido a que investigadores descubrieron que la alteración del reloj biológico producida por el desfase horario o “jet lag” puede causar obesidad y aumentar el riesgo de cáncer de hígado, según los resultados de un estudio científico en Estados Unidos y publicado en la revista “Cancer Cell“.

Los investigadores querían saber si el ‘jet lag’ crónico era suficiente para inducir cáncer en ratones bien alimentados, sin manipulación genética, sin radiación”. Los investigadores ya conocían varios factores de riesgo para el cáncer de hígado, entre los que se encuentran el consumo de alcohol, el virus de la hepatitis o el hígado graso.

También sabían que el “jet lag” provocaba alteraciones en el ritmo circadiano, una especie de reloj por el que se guían los ciclos biológicos de los seres humanos, como los patrones de sueño o de la actividad cerebral. Estos cambios en el ritmo circadiano pueden provocar alteraciones en el metabolismo, lo que lleva a un incremento en la obesidad.

Los investigadores recrearon en un laboratorio los efectos del desfase horario. Cada semana encendieron y apagaron en horarios diferentes las luces de las salas en las que estaban los ratones. Así descubrieron que los animales habían perdido el control de su metabolismo, por lo que subían de peso, comenzaban a tener más grasa y desarrollaban hígado graso. Con el tiempo, algunos casos llegaban al cáncer de hígado.

El “jet lag” no es solo un desequilibrio en el reloj biológico provocado por un viaje largo que atraviesa distintas zonas horarias, sino también un trastorno que pueden experimentar las personas que trabajan en un horario nocturno, pues su exposición a la luz del día también se ve alterada.

Este desfase en los horários provoca fatiga, problemas para conciliar el sueño, confusión y dificultad para concentrarse e irritabilidad, entre otros síntomas.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
Circadian Homeostasis of Liver Metabolism Suppresses Hepatocarcinogenesis – Nicole M. Kettner, Horatio Voicu, Milton J. Finegold, Cristian Coarfa, Arun Sreekumar, Nagireddy Putluri, Chinenye A. Katchy, Choogon Lee, David D. Moore, Loning Fu – Cancer Cell – j.ccell.2016.10.007

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar