Cuidando del Hígado

3894

Voltar

El hígado trabaja 24 horas al día, sin parar, procesando los alimentos, combatiendo infecciones y filtrando lo que se encuentra con problemas en la sangre. Un individuo no puede vivir sin el hígado.

Muchas cosas causan daños al hígado y tiende a empeorar a lo largo del tiempo. No importa la causa, generalmente se desarrolla de la misma forma. Primero, el hígado aumenta de tamaño. Enseguida, aparecen cicatrices (llamada de fibrosis). Con tratamiento, es posible curar el hígado, pero se no se hace nada con el tiempo las cicatrices se vuelven permanentes (esto es llamado de cirrosis) cuando entonces el hígado lucha para hacer su trabajo. Por último, ocurre la insuficiencia hepática, que es fatal. Eso significa que su hígado dejó de funcionar o está a punto de parar de funcionar.

Síntomas

En primer lugar, la persona probablemente no notará problemas en el hígado, generalmente todo acontece en silencio, sin síntomas. Pero continuando a ser atacado la piel puede sentir comezón y machucar fácilmente. Los ojos y piel pueden parecer amarillentos, condición que los médicos llaman de ictericia. La barriga podrá doler, y la persona puede perder el apetito o sentirse enfermo en el estómago. Las piernas, tobillos y barriga también pueden hinchar.

La mayoría de las enfermedades hepáticas es crónica. Eso acontece lentamente a lo largo de los años. Pero, a veces, acontece de forma rápida. Como los síntomas son los mismos (incluyendo ictericia, dolor y dolor de estómago) la insuficiencia hepática aguda lleva apenas semanas o mismo en algunos días. Y puede ser fatal. Un médico debe ser procurado inmediatamente cuando esos síntomas aparecen.

Causas

Algunos problemas de hígado están relacionados a enfermedades y otras condiciones de salud. Otros tienen a ver con el estilo de vida, con los cuales la persona puede tener algún control, como la cantidad de bebidas alcohólicas ingeridas y cuanto (o poco) practica ejercicios.

En individuos arriba del peso las posibilidades de una enfermedad hepática aumentan. El peso extra aumenta la grasa en el hígado y las probabilidades del aparecimiento de la enfermedad hepática grasa no alcohólica (esteatosis). En la mayoría de las veces, esta condición es inofensiva. Pero para algunas personas lleva a la fibrosis, la cirrosis, cáncer y otros problemas.

En individuos que beben arriba del recomendado el proceso del hígado de filtrar el alcohol de su sangre es perjudicado, creando substancias químicas nocivas. La primera fase del daño provocado por el alcohol en el hígado es el aumento de la grasa depositada, es una condición llamada de hígado gordo alcohólico. Si continúa bebiendo, es probable que llegue a una hepatitis alcohólica, cirrosis y, eventualmente, insuficiencia hepática.

Medicamentos y suplementos a veces pueden causar daños agudos al hígado, incluyendo algunos antibióticos, paracetamol y antiinflamatorios como el ibuprofeno y el naproxeno. Generalmente, eso acontece apenas cuando la persona toma una dosis muy alta o mezcla los medicamentos con bebidas alcohólicas u otros medicamentos.

Cocaína, crack y marihuana también causan daños al hígado. Así, como vapores de productos químicos en tintorerías, gasolineras, destilerías e industrias químicas.

Infecciones

La hepatitis (incluyendo las hepatitis A, B y C) y otros virus pueden causar daños agudos o crónicos al hígado. Las chances de contraer hepatitis son más altas al compartir agujas y jeringas, en relaciones sexuales sin protección, quien hace sexo con muchas personas o vive en áreas donde alimentos o agua no son seguros.

Condiciones Autoinmunes

El sistema inmunológico puede atacar partes saludables del cuerpo, incluyendo el hígado. Eso acontece con la hepatitis auto – inmune y en la cirrosis biliar primaria. El tratamiento para contener la reacción del sistema inmune puede ayudar.

Colangitis esclerosante primaria

La colangitis esclerosante primaria perjudica los canales que transportan la bilis del hígado para los intestinos. A lo largo del tiempo, puede causar graves daños al hígado. Así puede causar el raro síndrome de Budd-Chiari, cuando las venas en el hígado son bloqueadas. Los cálculos biliares que bloquean los canales biliares pueden causar ictericia y otros problemas. Es más probable tener cálculos biliares en individuos con alguna enfermedad hepática.

Cáncer

Diferentes tipos de cáncer pueden afectar el hígado, aunque la mayoría se esparza de otras partes del cuerpo creando metástasis en el hígado. Las chances de contraer cáncer de hígado son mayores cuando la persona ya posee daños causados por enfermedad hepática grasa, cirrosis, hepatitis, insuficiencia hepática y otras condiciones.

Problemas genéticos

Algunas personas nacen con condiciones raras que pueden causar enfermedades hepáticas. Los síntomas pueden aparecer cuando son bebés o hasta los 40 o 50 años después. La deficiencia de alfa-1 antitripsina (A1AD) significa que el cuerpo no hace el suficiente de una proteína especial que protege contra daños en el hígado. La hemocromatosis permite la acumulación de hierro demás en el hígado. Del mismo modo, alguien con enfermedad de Wilson depositará mucho cobre en el hígado

Diagnósticos

El médico empezará con una batería de exámenes de sangre para ver como el hígado está funcionando. Puede también incluir la necesidad de exámenes de ecografía, tomografía computadorizada, elastografia hepática y resonancia magnética para analizarlo y verificar si hay daños.

Parar de beber

Si la enfermedad es leve o grave, no interesa, el paciente debe parar de ingerir bebidas alcohólicas. Para ayudar a prevenir la enfermedad del hígado, el límite es a lo más de una bebida por día para mujeres y dos para hombres

Comer bien y practicar ejercicios

Para quien está arriba del peso, lo importante es perder algún peso. Podrá mejorar la salud del hígado y hasta mismo curar algunos tipos de enfermedad hepática en estadio inicial. El ejercicio regular es óptimo si el peso es o no un problema. Es importante una dieta equilibrada, con muchos granos saludables, frutas, vegetales y proteínas magras. Debe contener alimentos ricos en fibras evitando alimentos con alto tenor de grasa, como alimentos fritos y sal.

Trasplante

Para un problema grave como insuficiencia hepática, el trasplante de hígado puede salvar vidas.

Ler atentamente las etiquetas y propectos de los medicamentos

Personas con problemas en el hígado, deben consultar el médico antes de tomar cualquier medicamento, suplemento o vitamina.

Cuidar de la salud

Personas con problemas en el hígado deben hacer check-ups regularmente, para que el médico realizando exámenes y pruebas pueda controlar el estado general. Siga el tratamiento recomendado para condiciones como presión alta y diabetes que pueden empeorar los problemas del hígado. Verifique con el médico sobre la necesidad de vacunas, en especial las de las hepatitis para proteger su hígado.

Fuente: Recopilación y condensación de diversas informaciones de la literatura médica en publicaciones científicas disponibles en fuentes abiertas de la internet.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

 

Compartilhar