La fibrosis o cirrosis mejora en casi todos los pacientes después de curar la hepatitis C

8347

Voltar

La fibrosis o la cirrosis causada por la hepatitis C mejora perceptiblemente en la mayoría de los pacientes que curan la infección, divulgaron investigadores suecos en el Journal of Viral Hepatitis.

Sin embargo, la fibrosis avanzada persistió en un cuarto de los pacientes y empeoro en un pequeño subconjunto de pacientes, demostrando la necesidad de mantener un seguimiento regular después de curar la hepatitis C. El pretratamiento de la cirrosis, la edad avanzada y el alto índice de masa corporal (IMC) eran factores de riesgo para la persistencia de cirrosis avanzada.

El estudio muestra que la gran mayoría entre 269 pacientes con cirrosis o fibrosis avanzada antes del tratamiento mejoró su fibrosis durante el seguimiento a largo plazo después de la curación.  Una minoría, sin embargo, continuó teniendo fibrosis avanzada, incluso después de más de 5-10 años de seguimiento.

El riesgo de enfermedad grave y muerte causada por hepatitis C está relacionado con el grado de fibrosis. El monitoreo preciso de la fase de fibrosis es por lo tanto esencial para el tratamiento de pacientes con hepatitis C.

Todos los pacientes fueron tratados con interferón y fueron seguidos por un promedio de 7,7 años después de la curación.

La mayoría (el 87%) de pacientes con fibrosis avanzado antes del tratamiento demostró la mejora en la rigidez hepática después de curar. Semejantemente, la rigidez del hígado mejoró después de curar en el 83% de individuos con cirrosis antes del tratamiento.

Sin embargo, la etapa de fibrosis no mejoró en un 17% de las personas con fibrosis avanzado antes del tratamiento. Tampoco ha habido mejoría en el 13% de los pacientes con cirrosis antes del tratamiento. Además, en el 5% de los pacientes, la fase de la fibrosis avanzada empeoró después de la curación.

La persistencia de la fibrosis avanzada después de la curación fue asociada a tener cirrosis, edad arriba de 55 años y sobrepeso con un índice de masa de corporal (IMC) que arriba de 25 kg/m 2.

Los autores sugieren que se debe aconsejar a los pacientes con sobrepeso que pierdan peso antes de comenzar el tratamiento de la hepatitis C.

Los autores concluyen que la fibrosis hepática después de la curación de la hepatitis C ha mejorado en la gran mayoría de pacientes después de un seguimiento de largo plazo. Los datos indican que la regresión de la fibrosis es un proceso continuo a largo plazo y a través de los años.

Este artículo fue escrito con comentarios e interpretación personal del autor, tomando como base la siguiente fuente: Cirrhosis, high age and high body mass index are risk factors for persisting advanced fibrosis after sustained virologic response in chronic hepatitis C – J Viral Hep, online edition, 2018 – Hedenstierna M et al.   https://doi: 10.1111/jvh.12879 

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

 

Compartilhar