Comentarios del acontecido en el “The Internacional Liver Congress – EASL 2018”

1042

Voltar

Regresando de Paris (por culpa de la huelga de la Air France con cancelación de mí vuelo del domingo) donde aconteció el congreso europeo de hígado – EASL 2018 – confieso que en mi evaluación personal fue uno de los congresos más desanimados en la cuestión de novedades que ya frecuenté en ésos casi 20 años de activismo.  No que no haya habido novedades, muy por el contrario, hay mucha cosa nueva a llegar en el porvenir. Vamos entonces intentar explicar el porqué de mi evaluación.

Con la cura casi total de la hepatitis C que logran los nuevos medicamentos pan-genotipos seguramente más nada de nuevo va a aparecer, sino relatos sobre la experiencia adquirida con el tratamiento de millares de infectados, nuevos relatos de respuesta terapéutica en poblaciones especiales, estudios poblacionales sobre qué pasa al hígado de los pacientes curados y con aquéllos, pocos, que aún pueden fracasar al tratamiento.

Tuvo sí, muchas presentaciones sobre experiencias de países que se encuentran realizando campañas de eliminación de la hepatitis C, sea para cumplir la meta de la Organización Mundial de la Salud hasta 2030 o hasta antes de eso, lo que son ejemplos excelentes para seguir por otros países. El Ministerio de la Salud de Brasil estuvo presente (Casia y Elisa) y seguramente, teniendo en cuenta que Brasil es un país continental y las experiencias presentadas son de países pequeños, los casos presentados servirán para que el desafío de Brasil de eliminar la hepatitis C pueda ser alcanzado.

Las temas más discutidos del congreso (y eso seguramente va a acontecer igualmente en los próximos congresos), fueron, medicamentos para las hepatitis B y D, cáncer de hígado, grasa en el hígado (NASH), medicamentos para tratar fibrosis, pruebas que diagnostican y confirman la infección de forma rápida y sin necesidad de enviar una muestra al laboratorio, métodos de imagen para evaluar fibrosis, NASH, y, también, como aumentar la expectativa y calidad de vida de los infectados curados de la hepatitis C.

Eso porque solucionado el tratamiento de la hepatitis C investigadores e industria farmacéutica pasan a centrar esfuerzos en esas áreas, aún, beneficiadas con el lucro de la venta de medicamentos para la hepatitis C. Curiosamente esta semana un polémico informe del banco de inversión Goldman Sachs cuestiona si es bueno para la industria farmacéutica descubrir medicamentos que curan la enfermedad, ya que económicamente es mucho más rentable que una enfermedad sea crónica y que los pacientes tengan que usar medicamentos por toda la vida, Sin embargo los infectados con hepatitis C discuerdan del banco y agradecen a la industria farmacéutica por haber descubierto medicamentos que en pocas semanas curan la enfermedad.

Pero volviendo al primer párrafo, donde hablé de mi desilusión, eso fue consecuencia que todas las investigaciones aún se encuentran en las primeras fases de los estudios, mucho poco ya está en una fase 3 de las investigaciones y por tanto todavía será necesario aguardar 2 o 3 años para que tales estudios lleguen para beneficiar los pacientes.

El viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó los gobiernos a atacar el problema con más urgencia y más dinero. Apenas cerca de tres millones de personas, de un número estimado de 71 millones de portadores del virus de la hepatitis C recibieron el tratamiento.

Es necesario encontrar lo más rápidamente posible los infectados con hepatitis C y ofrecer el tratamiento, pues tratar y curar los infectados ahorra los costos que acontecen si un infectado avanza para una enfermedad hepática grave u otras consecuencias que requieren hospitalización, en algunos casos trasplantes de hígado muy caros, (o) servicio terciario.

No hay vacuna para la hepatitis C, y la cura es la mejor manera de prevenir la diseminación del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) colocó que algunos países, como Egipto, Pakistán, China y Brasil, realmente empezaron a aumentar el acceso a los medicamentos. Una revisión de las directrices sobre el tratamiento de la hepatitis C a ser publicada aún en 2018 propondrá que todas las personas con más de 12 años tengan acceso al tratamiento con los nuevos medicamentos y, eso, servirá para comprometer los países a enfrentar la epidemia.

Fue bonito ver en las presentaciones de la Organización Mundial de la Salud que colocan Brasil como un ejemplo a ser seguido en el enfrentamiento la epidemia de las hepatitis. En Europa apenas seis países, Holanda, Islandia, Georgia, Francia, España y Suiza están en el camino cierto para alcanzar la meta de diagnosticar y tratar 90% de los infectados en 2030.

¿ENJUGANDO HIELO?

Un estudio presentado mostró que el número de infecciones por Hepatitis C en Estados Unidos casi triplicó en cinco años, en parte debido a un aumento en el compartimiento de agujas, alimentado por la epidemia de opiáceos.

Al comparar los números presentados, cuando se muestra el número de curados de la hepatitis C y el número de nuevos infectados llevé más una desilusión, pues a cada uno curado prácticamente aparece más un nuevo infectado, culpa de eso son las drogas inyectables, pero eso es cuando los números son globales.

En Brasil, donde ya todos los diagnosticados con fibrosis F3 y cirrosis ya recibieron tratamiento, donde están siendo tratados los con fibrosis F2, y aún en 2018 el tratamiento será ofertado a todos, con cualquier grado de fibrosis, tenemos la suerte que prácticamente no existe el uso de drogas inyectables, estamos curando un número muy mayor que el número de nuevos infectados, esto es, estaremos ganando la guerra y conseguiremos antes de 2030 cumplir la meta de la Organización Mundial de la Salud.

Pero debemos nos quedar activos y atentos a las mudanzas políticas en Brasil para que el programa de enfrentamiento de las hepatitis no sufra retrocesos.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre es importante considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar