El mundo está preocupado con la grasa en el hígado. ¿Brasil y otros países están haciendo alguna cosa?

1781

Voltar
  • La enfermedad hepática grasa es una causa creciente de cirrosis y cáncer de hígado en todo el mundo.
  • La carga de enfermedades deberá aumentar con la epidemia de obesidad y diabetes.
  • Estudio en nueve países muestra crecimiento lento en el total de casos y mayor aumento en los casos avanzados.
  • La mortalidad y la enfermedad hepática avanzada irán más que duplicar durante 2016-2030.

El estudio de la carga de la enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD) fue realizado en China, Francia, Alemania, Italia, Japón, España, Reino Unido y Estados Unidos para estimar el aumento para el período 2016-2030

La enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD) con esteatohepatitis no alcohólica resultante (NASH) es cada vez más una causa de cirrosis y carcinoma hepatocelular en todo el mundo. Se espera que este fardo aumente a la medida que las epidemias de obesidad, diabetes y síndrome metabólico continúen a crecer.

El estudio fue realizado para estimar la progresión de la enfermedad NAFLD y NASH en 8 países con base en datos para la prevalencia de obesidad en adultos y diabetes tipo 2. Las estimativas publicadas y el consenso de los especialistas fueron usados para construir y validar las proyecciones del modelo.

Si la obesidad y la diabetes tipo 2 estabilicen en el porvenir, es proyectado un crecimiento modesto en los casos totales de NAFLD (entre 0 y 30%), entre 2016 y 2030, con mayor crecimiento en China como resultado de la urbanización y un menor crecimiento en Japón como resultado de una población cada vez menor. Sin embargo, al mismo tiempo, la prevalencia de NASH aumentará entre 15 y 56%, mientras la mortalidad hepática y la enfermedad hepática avanzada más de lo que duplicarán como resultado del envejecimiento y aumento de la población.

Concluyen los autores que el DHGNA y a NASH representan un grande y creciente problema de salud pública y esfuerzos para entender esa epidemia y mitigar la carga de la enfermedad son necesarios. Si la obesidad y la diabetes tipo 2 continúen a aumentar en las tasas actuales e históricas, se espera que tanto la prevalencia de NAFLD cuanto de NASH aumenten. Una vez que ambos son reversibles, las campañas de salud pública para aumentar la concienciación y el diagnóstico y para promocionar la dieta y el ejercicio pueden ayudar a gerenciar el crecimiento de la carga futura de enfermedades.

MI COMENTARIO CON RELACIÓN SOBRE QUIEN DEBERÁ CUIDAR DEL PROBLEMA 

El estadio inicial de la grasa en el hígado es llamado de enfermedad Hepática Grasa No Alcohólica (NAFLD) y cuando el depósito de grasa en el hígado es mayor el estadio de la enfermedad es llamado de Esteato Hepatitis No Alcohólica (NASH).

Las dos condiciones inflaman el hígado provocando fibrosis, cirrosis cáncer en el hígado.  Como inflaman el hígado son entonces consideradas una hepatitis.

Es en ese punto que llamo la atención, la enfermedad Hepática Grasa No Alcohólica (NAFLD) y a esteatohepatitis no alcohólica resultante (NASH) son consideradas una hepatitis, pero no una hepatitis provocada por virus y, por tanto, no será cuidada por el Departamento IST/ASIDA/Hepatitis Víricas, ya que ese departamento del ministerio de la salud solamente cuida a hepatitis provocadas por virus. En otros países puede acontecer lo mismo.

Considero que debería, en principio, ser de responsabilidad de la Secretaría de Atención a la Salud del ministerio de la salud en conjunto con varios de sus sectores, Atención Básica, Asistencia Farmacéutica, Promoción de la Salud, Atención Especializada y Hospitalaria, entre otros, pues debe se cuidar de la obesidad, calidad de vida, diabetes, educación en alimentación y actividades físicas entre otras, pero en el momento podemos considerar que el NALFD y el NASH están huérfanas, siendo urgente que alguien en la salud pública pase a cuidar de ese grave problema en el hígado, ya que en muchos países ya es la principal indicación para trasplante de hígado.

Mi comentario vale como alerta a los gestores públicos.

Fuente: Modeling NAFLD Disease Burden in China, France, Germany, Italy, Japan, Spain, United Kingdom, and United States for the period 2016-2030 – Chris Estes, Quentin M Anstee , Maria Teresa Árias-Loste, Heike Bantel, Stefeno Bellentani, Joana Caballeria, Massimo Colombo, Antonio Craxi, Javier Crespo, Christopher P. Dia, Andreas Geier, Loreta A. Kondili, Jeffrey V. Lazarus, Rohit Loomba, Michael P. Manns, Giulio Marchesini, Francesco Negro, Salvatore Petta, Homie Razavi – Journal of Hepatology – https://doi.org/10.1016/j.jhep.2018.05.036 – O texto completo do estudo é encontrado em  https://www.journal-of-hepatology.eu/article/S0168-8278(18)32121-4/fulltext

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre es importante considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

Compartilhar