El problema del sofosbuvir para tratamiento da hepatitis C en Brasil

1276

Voltar

Continúa el problema en la compra de medicamentos para hepatitis C en el ministerio de la salud de Brasil y, más de 12.000 infectados desde febrero no reciben el tratamiento. El número sería bien mayor, quizás unos 40.000, eso porque los médicos no están indicando los tratamientos aguardando que los medicamentos estén disponibles.

A Gilead llegó a obtener la patente del sofosbuvir en el día 18 de septiembre de 2018 en Brasil, pero ella fue revocada en el día 24 del mismo mes en segunda instancia por el juez Rolando Spanholo, de la 21ª Vara de la SJDF (Sección Judiciaria de Distrito Federal). Como la decisión es liminar, o sea, no es definitiva, caben recursos, embargos de declaración, etc, etc., y la situación podrá se arrastrar por meses.

Los responsables por las hepatitis en el ministerio de la salud están utilizando los pacientes como moneda de cambio para favorecer el medicamento genérico. Provocaron la falta propositalmente, pues en marzo, cuando del nuevo consenso deberían haber hecho una compra, ya faltaban los medicamentos, pero aguardaron julio cuando la Anvisa autoriza el genérico para entonces llamar una consulta de precios con vicio de origen, ya que los medicamentos constantes del consenso Harvoni y Viekira no fueron convidados para presentar precio, por tanto, esa consulta no tiene valor legal.

Deciden pasar a trabajar solamente con los medicamentos pan-genotipos, entonces, deben llamar de forma urgente una nueva consulta de precios, de forma transparente, sin cartas marcadas y aquel tratamiento que sea más barato al sistema público, sea genérico o de marca, que sea el adquirido. ¡No defendemos ninguno de los tratamientos!

La situación está desesperadora para los infectados, vea a continuación.

MPF – Ministerio Público Federal en Santa Catarina quiere que Ministerio de la Salud regularice entrega del medicamento Daclatasvir

El Ministerio Público Federal (MPF) en Santa Catarina ajuició acción civil pública con pedido de liminar para que el estado de Santa Catarina sea obligado a presentar informe actualizado de los pacientes que están aguardando la medicación Daclatasvir, utilizada en el tratamiento de la Hepatitis C. Ya la Unión debe ser obligada a entregar la medicación en un plazo no superior a 30 días. Conforme a acción, de autoría del procurador Regional de los Derechos del Ciudadano, Cláudio Valentim Cristani, a pesar de ser responsabilidad de la Unión, ella no encamina el Daclatasvir 30mg y 60mg para el estado de Santa Catarina hace varios meses. En función de eso, los nuevos tratamientos para los pacientes indicados siquiera tuvieron inicio.

Según el procurador Claudio Cristani, “si la cuestión no es resuelta de forma colectiva, los pacientes que necesitan el medicamento deben demandar de forma individual en la Justicia, medida onerosa y desgastante para quien ya sufre de serios e importantes problemas de salud.

La acción debe ser abierta contra el estado donde reside el paciente pudiendo ser hecha por un abogado particular o, no teniendo recursos, por la Defensoría Pública.

Direcciones de las Defensorías Públicas:

https://www.anadep.org.br/wtk/pagina/defensorias_nacionais


Un Juez Federal de Rio de Janeiro ordenó la suspensión de medicamento producido en Cuba

De la Folha de São Paulo – 26/09/2018 – Por Maria Cristina Frías

La acción fue movida por la Farmacéutica Blau, también productora del medicamento alfa epoteina, alegando que por medio de una Aparcería de Desarrollo de Tecnología (ADT) de la FioCruz con Cuba, firmada en 2004, aún, pasados 14 años FioCruz no fabrica y continúa importando la materia prima de Cuba, manteniendo la exclusividad de venta para el gobierno y, que por la exclusividad vende a precio superior al del mercado. Por la Ley de las ADT en cinco años la transferencia de la tecnología debía haber sido realizada y pasar a fabricar.

FioCruz está recorriendo de la decisión, alegando que la Farmacéutica Blau sistemáticamente reduce su precio con relación a FioCruz para tentar vender al mercado público.

MIS COMENTARIOS

Parece chiste, pero FioCruz no quiere que alguien pueda ofrecer al gobierno un medicamento a un precio inferior. ¡El mundo está se quedando mucho loco!

El día en el que el Tribunal de Cuentas investigar qué pasa en el suministro de medicamentos para el ministerio de la salud con las APP – Aparcería Público Privada y las ADT – Aparcería de Desarrollo de Tecnología, con los laboratorios oficiales, vamos a tener la lava jato de la salud.

Las APP – Aparcería Público Privada y las ADT – Aparcería de Desarrollo de Tecnología son un excelente negocio para quien las firma, pues garantiza a los laboratorios, nacionales o extranjeros, junto con un laboratorio oficial, vender al ministerio de la salud de forma exclusiva a precio prefijado y sin licitación, durante cinco años.

Aconteció con el tenofovir (para SIDA y hepatitis B). En 2010 Gilead no tuvo más interés y dos laboratorios pasaron a “fabricar” y vender al ministerio a 1 dólar por pastilla. En 2015 el precio continuaba a 1 dólar y a Gilead en el mundo ya vendía a cincuenta centavos. En 2016 llevé la información al ministro, llamó una licitación y el Laboratorio Cristalia ofreció el tenofovir a cuarenta cinco centavos. ¿Cuánto no perdió el ministerio de la salud en ésos cinco años?

Será qué el objetivo del sofosbuvir genérico (¿el genérico más caro del mundo) es ése mismo del tenofovir, el de la alfa epoteina arriba relatado y de tantos otros?

¡No falta dinero en el sistema público de salud, lo que falta es gestión!

EN TIEMPO:

No estoy preocupado por la amenaza anónima que recibí. El sistema público de salud es nuestro, financiado con nuestro dinero, por tanto, todos tenemos el deber de defenderlo.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre es importante considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar