El potencial de la telemedicina

342

Voltar

Está en discusión en el Consejo Federal de Medicina de Brasil consulta pública para autorizar la realización de consultas médicas online, tele cirugías y telediagnóstico, entre otras formas de atención médica a distancia. El texto establece la telemedicina como ejercicio de la medicina mediado por tecnologías para fines de asistencia, educación, investigación, prevención de enfermedades y lesiones y promoción de salud, pudiendo ser realizada en tiempo real o offline.

En el tratamiento de la hepatitis C eso no es novedad, el Proyecto ECHO, que conecta especialistas en centros académicos con médicos de atención primaria en comunidades del interior, adopta un abordaje de “enseñanza y aprendizaje”, en la cual especialistas comparten sus conocimientos y habilidades con prestadores de servicios de salud comunitarios. Despues de los primeros éxitos en el tratamiento de la hepatitis C en el Nuevo México en Estados Unidos, llevando tratamiento al interior del país, el Proyecto ECHO ya funciona en 34 países que ofrecen servicios para una gama diversa de condiciones crónicas.

Los abordajes digitales de salud empezaron a transformar la manera como los pacientes y los profesionales de salude  se relacionan, ayudando los pacientes a asumir un papel más activo en la gestión de sus enfermedades por medio de consultas remotas y seguimiento de enfermedades.

Con la amplia adopción de teléfonos inteligentes, las llamadas de vídeo de alta calidad son ahora una realidad y pueden ayudar en la ateción a la distancia.

Las ventajas ofrecidas por la telemedicina para consultas y seguimiento remoto de enfermedades pueden beneficiar muchos pacientes. Para las personas que viven en áreas remotas o rurales, por ejemplo, recibir consultas iniciales o de acompañamiento por videoconferencia probablemente será más conveniente y menos caro en  costos de viaje reducidos y tiempo fuera del trabajo. El seguimiento remoto regular también podría facilitar el desarrollo de estrategias de tratamiento más personalizadas e intervenciones más precoces cuando surjan nuevos síntomas o recaídas de enfermedades, representando potencial economía de costos, por ejemplo, haciendo el mejor uso de medicamentos caros y reduciendo internaciones hospitalarias.

Sin embargo, los servicios de telemedicina solo pueden ser un complemento a las prácticas existentes, en vez de un substituto. Pruebas y tratamientos diagnósticos invasivos obviamente necesitarán interacciones frente a frente. Pero la telemedicina – cuando usada de forma eficaz – probablemente simplificará y mejorará la calidad de la atención al paciente y reducirá los costos con asistencia médica.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre es importante considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

 

Compartilhar