El ABCDE de las hepatitis

207

Voltar

La palabra “hepatitis” significa “inflamación” del hígado. La hepatitis puede ser causada por muchas cosas, como lesiones físicas, infecciones bacterianas, interacciones medicamentosas adversas y virus.

Los transmitidos por virus, que pueden transmitirse de persona a persona, se identifican con una letra, siguiendo el orden del alfabeto a medida que se descubren.

Actualmente, se identifican cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D y E) que atacan específicamente al hígado y causan “hepatitis viral” o inflamación del hígado debido a un virus.

Todos los virus de la hepatitis causan una infección nueva o “aguda”. Pero solo los virus de la hepatitis B y C pueden provocar una infección “crónica” que aumenta el riesgo de desarrollar cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado.

HEPATITIS A (VHA – HAV)

– La hepatitis A se transmite a través de alimentos y agua contaminados.

– La recuperación de una infección aguda brinda protección de por vida contra una nueva infección de hepatitis A.

– No hay infección crónica en la hepatitis A.

– Una buena higiene personal y un saneamiento adecuado pueden ayudar a prevenir la hepatitis A.

– Existe una vacuna para prevenir la infección por hepatitis A.

– La vacuna contra la hepatitis A se recomienda para personas infectadas con hepatitis B o C.

– No se requiere tratamiento farmacológico para una infección de hepatitis A.

HEPATITIS B (VHB – HBV)

– La hepatitis B se transmite a través de sangre infectada, sexo sin protección, agujas no esterilizadas o contaminadas y de una mujer infectada al recién nacido durante el parto.

– Una infección puede volverse crónica en hasta el 90% de los niños si la infección ocurre en los primeros meses de vida, hasta el 50% de los niños pequeños y adolescentes puede infectarse crónicamente si se infectan en esa faja de edad y, en adultos el 90% de ellos puede eliminar el virus después de la infección, restante infectado crónicamente el 10% de ellos.

La hepatitis B es la principal causa de cáncer de hígado, que es la segunda causa de muerte por cáncer en todo el mundo.

– Hay una vacuna para todos, recién nacidos, niños y adultos.

– Existen tratamientos farmacológicos efectivos, pero no hay cura para la hepatitis B.

HEPATITIS C (VHC – HCV)

– La hepatitis C se transmite a través de sangre infectada, sexo sin protección y agujas contaminadas o no estériles.

– La infección se vuelve crónica en el 55 al 85% de los adultos infectados.

– La hepatitis C es la principal causa de trasplantes de hígado.

– No hay vacuna para prevenir la hepatitis C.

– La hepatitis C es curable en aproximadamente el 95% al ​​98% de las personas infectadas, con un tratamiento simple, de corto plazo, prácticamente sin efectos secundarios, realizado con medicamentos orales durante 8, 12 o 24 semanas, dependiendo de cada caso específico.

HEPATITE D o DELTA (HDV)

– La hepatitis D se transmite a través de sangre infectada, sexo sin protección, agujas no esterilizadas o contaminadas y de la mujer infectada al recién nacido.

– La infección por hepatitis D solo es posible si una persona ya está infectada con hepatitis B o, también, puede estar infectada con ambos virus al mismo tiempo.

– La coinfección por hepatitis D con hepatitis B produce un daño hepático más severo y rápido.

– La vacuna contra la hepatitis B puede prevenir la infección por hepatitis D.

HEPATITIS E (HEV)

– La hepatitis E se transmite a través del agua contaminada, alimentos (principalmente carne de cerdo y mariscos) y productos sanguíneos.

– No hay infección crónica en la hepatitis E.

– Actualmente no hay una vacuna aprobada, aunque China ha producido y autorizado una vacuna.

– No hay tratamiento farmacológico para la hepatitis E.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre es importante considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

 

 

Compartilhar