¿La Hepatitis causa estrés emocional?

1773

Voltar

Cualquier enfermedad crónica causa ansiedad y estrés. Probablemente, la palabra CRÓNICA suene para usted mucho más fuerte que el propio hallazgo de la Hepatitis, cual si fuese una sentencia de muerte.

Hable con sus familiares y amigos sobre el problema que está enfrentando. Las personas no pueden leer su mente. El apoyo de la familia y de los amigos torna la lucha más fácil. Procure grupos de apoyo a portadores de Hepatitis. En su ciudad debe tener alguno. Caso contrario, intente formar un grupo con otros portadores. Conversar con alguien que está pasando por el mismo problema puede ayudar mucho a ambos.

Procure, si necesario, apoyo psicológico o espiritual. Procure su iglesia o ingrese en una. Está probado científicamente que orar o meditar es altamente relajante y reconfortante, activando las defensas del organismo. Procure cualquier tipo de religión, pero busque siempre aquélla que dé paz y confort espiritual para usted. Lea libros de auto-ayuda para absorber actitudes y pensamiento positivos.

El cerebro puede estimular el sistema inmunológico

La actividad cerebral afecta el sistema inmunológico y da soporte a la posibilidad de aprender a controlar voluntariamente el nivel de las células blancas de la sangre para ayudar a combatir enfermedades y otros males.

Un reciente estudio de la Universidad de California, en Estados Unidos, con 12 jugadoras de un club de bridge, indica que jugar cartas aumenta el número de células del sistema inmunológico. El bridge fue escogido, pues los pesquisidores creían que el juego estimula una determinada área del cerebro, el córtex dorsolateral, que puede influenciar el sistema inmunológico.

Los pesquisidores dividieron las mujeres, todas entre 70 y 90 años, en tres grupos y cada grupo jugó una partida de bridge de una hora y media. En muestras de sangre recolectadas antes y después de las partida, las participantes presentaron alteraciones en los niveles de células T CD4, las células sanguíneas blancas que patrullan el cuerpo en busca de virus y otros invasores.

Entonces, aparte de realizar ejercicios, tomar caldo de gallina, pasar noches bien dormidas, tomar vitaminas sepa que la buena información para quienquiera mantener la salud es jugar cartas o practicar una actividad placentera, como asistir una comedia o aprovechar unas horas en la playa.

En otro estudio, en el cual a un grupo de personas fue mostrada una película sobre el trabajo de la madre Teresa de Calcuta, fue comparado con otro grupo al cual le fue mostrado una película sobre los horrores del holocausto en la Segunda Guerra Mundial, llegó a resultados semejantes. Los que asistieron a la película de guerra tuvieron sus defensas inmunológicas deprimidas, sin embargo los que asistieron a la bella película de la obra de la madre Teresa presentaron un aumento de las células de defensa, mejorando su sistema inmune.

El estrés deprime el sistema inmunológico

El sistema inmunológico del cuerpo humano es un verdadero combatiente, protegiendo las personas contra enfermedades e impidiendo que virosis y bacterias asuman el control y arruinen nuestra salud. Pero un enemigo contra el cual el sistema inmunológico no siempre puede luchar es el estrés.

Estudios mostraron que el sistema inmunológico trabaja debilitado cuando está bajo el efecto del estrés, tornando el cuerpo más vulnerable a resfriados, virosis y otras enfermedades. El efecto puede ser todavía mayor en pacientes cuyos sistemas inmunológicos ya están comprometidos, como las personas infectadas por el SIDA, que son de alto riesgo para enfermedades letales. Un otro estudio mostró que eestréses graves amplían en seis veces la posibilidad de sobrevivientes de cáncer de mama presentar una reincidencia.

¿Pero por qué motivo aquello en qué pensamos y sentimos y el tipo de ambiente a qué estamos expuestos influencia tanto nuestra salud, alterando el equilibrio qué nuestro sistema inmunológico mantiene en el combate a enfermedades?.

Cuando las personas están eestrésadas, pequeñas alteraciones en la función inmunológica pueden realmente ayudar a pender la balanza y aumentar las posibilidades de alguien enfermar. Eso se da, principalmente, en las personas adultas, arriba de los 60 ó 70 años. Pero hasta para los más jóvenes, hay buenas pruebas de que ocurrencias de resfriados y gripes puedan ser intensificadas por situaciones de vida eestrésantes.

El estrés puede provocar la liberación de la hormona llamada ACTH por la glándula pituitaria. Esa hormona acaba por estimular la glándula supra-renal a liberar otra hormona, llamada cortisona, la cual se adhiere a las células del sistema inmunológico que están luchando contra enfermedades, dificultando su trabajo.

Pero el estrés puede tener varios y diferentes orígenes. Quedar preso en tránsito embotellado es de hecho frustrante. Pero los psicólogos dicen que los conductores saben que, en algún momento, el embotellamiento va a acabar, lo que ayuda el sistema inmunológico, en cierta medida, a se proteger del estrés.

El estrés de largo plazo, como los relacionados a procesos de divorcio o al recuerdo de acontecimientos traumáticos, pueden debilitar mucho la capacidad del cuerpo de enfrentar una infección. Mantener esos pensamientos o recuerdos vivos en la mente permite que el estrés debilite el sistema inmunológico de una persona.

Auto-ayuda del portador

El portador de Hepatitis puede ayudar mucho su organismo y su sistema de defensa, o en la disminución del ritmo del avance de la enfermedad, siguiendo algunas reglas y consejos básicos:

– No beba absolutamente nada que pueda contener alcohol, incluso la llamada cerveza sin alcohol, pues alguna marcas contienen hasta 0,7% de alcohol.

– Si usted está infectado con la hepatitis B y no tiene inmunidad para la hepatitis A, procure someterse a la aplicación de las vacuna para prevenir una infección. Si la infección es con la hepatitis C usted tiene que tomar las vacunas para evitar las hepatitis A y B.

– Mantenga una alimentación saludable, leve, equilibrada, con pocas grasas. Todo eso contribuye para mejorar su salud y ayudar su hígado. Basta eso para usted obtener beneficios sorprendentes.

– Controle sus sentimientos, intente no alterar su estado de ánimo. No quede deprimido por haber sido contaminado. Los otros no son culpados, no merecen su mal humor.

– Siempre que posible, converse con sus familiares, amigos y colegas de trabajo sobre la situación que usted ésta pasando, explicando los efectos de los medicamentos, solicitando comprensión durante este período difícil de su vida. Explique lo que es la Hepatitis y sus formas de contagio.

– No tome ningún medicamento o complemento alimentar, incluso los naturales, sin consultar previamente su médico.

– Practique ejercicios de forma rutinaria, de preferencia actividades aeróbicas, como caminatas, ciclismo o natación.

– Disminuya, o preferentemente abandone el cigarrillo. Su organismo va a agradecer.

– Tenga fe. Frecuente alguna religión o creencia. Si existe algún grupo de apoyo en su ciudad, participe de las reuniones. La unión y el ejemplo dan mucha fuerza.

– Continúe con sus actividades normales tanto en el trabajo como en la vida social. No rechace ninguna invitación para salir con amigos. El hecho de no poder consumir bebidas alcohólicas no lo torna un ser diferente. Recuerde que casi la mitad de la población no consume bebidas alcohólicas por opción personal.

– Quede contento y agradezca a Dios. Usted ya sabe que fue contaminado con la Hepatitis y puede tratarla. Millones de personas siquiera saben que están enfermos.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar