La hepatitis C no causa solamente daños en el hígado

846

Voltar

Ya es de conocimiento medico que la hepatitis C no solamente causa daños en el hígado, siendo la enfermedad asociada a diversos daños extra-hepáticos. Entre las consecuencias de la hepatitis C el daño extra-hepático de mayor incidencia entre los infectados es conocido como disturbio metabólico.

El disturbio metabólico es provocado por el efecto del virus de la hepatitis C en los lípidos y en el metabolismo de la glucosa, lo que resulta en la formación de depósitos de grasa en el hígado (esteatosis), resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, consecuencias comprobadas por varios estudios científicos, quiénes encontraron que entre 19% y 33% de los infectados con hepatitis C desarrollarán diabetes tipo 2 con la progresión del daño hepático, un índice hasta cuatro veces superior al encontrado en la población en general.

El efecto es directamente ligado al virus de la hepatitis C, ya que el disturbio metabólico no acontece con alta frecuencia en os infectados por la hepatitis B. Individuos que logran la cura de la hepatitis C consiguen mejorías en la sensibilidad de la resistencia a la insulina, logrando de esa forma evitar un riesgo mayor en el desarrollo del diabetes.

Aún es desconocido como acontece la acción del virus en el organismo para provocar la resistencia a la insulina precediendo el aparecimiento de la diabetes. La resistencia a la insulina tiene inicio en los músculos, pero el virus de la hepatitis C no queda alojado en los músculos, hecho que desorienta los investigadores.

El aumento de la resistencia a la insulina y la elevación de la glucosa en la sangre aumentan el conocido índice HOMA-IR, un indicador de probables problemas cardíacos para el individuo. Un índice HOMA-IR elevado también es un indicador de progresión de la fibrosis en el hígado.

Concluyen los autores que aunque la hepatitis C provoque daños en el hígado y no en otros órganos, no deben ser ignorados las manifestaciones extra-hepáticas, las cuales a cada día son más bien conocidas. El presente estudio permite una mejor comprensión de la fisiología de la resistencia a la insulina y sus consecuencias en infectados con hepatitis C, colocando interrogantes para la realización de nuevos estudios.

MI COMENTARIO:

No es nada agradable alguien se volver diabético. Un diabético pasa a tener un mayor riesgo de vida más allá de importantes limitaciones en su alimentación, lo que disminuye mucho la calidad de vida.

No existen medicamentos para tratar la resistencia a la insulina, pero si el infectado con hepatitis C mantener su peso ideal (o un poco abajo) seguir una alimentación balanceada, con poca grasa y azucares y, practicar ejercicios físicos aeróbicos por lo menos tres horas y medía por semana (dividido en cinco días), con seguridad estará colaborando en retardar el proceso del aparecimiento de la diabetes. Es más una situación en la que el comportamiento del paciente y más importante que cualquier medicamento.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
Hepatology. 2009 Sep;50(3):697-706. Sept 2009 – The many faces of hepatitis C: liver disease and type 2 diabetes Kerry-Lee Milner 1, Donald Chisholm 1, Jacob George 2 – 1Garvan Institute of Medical Research, University of New South Wales, Sydney, Australia – 2 Storr Liver Unit, Westmead Millennium Institute, University of Sydney, Sydney, Australia

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar