¿Debo contar qué tengo hepatitis C?

1767

Voltar

El desconocimiento de la hepatitis C, donde por falta de efectivas campañas del gobierno la mayoría de la población nunca oyó hablar de la hepatitis C, hace con que una persona portadora tenga dificultades para contar sobre su condición, con miedo de ser mal interpretado.

La población o nunca oyó informaciones sobre la hepatitis C o supo de mentiras horribles sobre la enfermedad, creando en el inconsciente una barrera de discriminación muy fuerte.

Muchos amigos del círculo social, colegas de trabajo y hasta familiares pueden tener una reacción de distanciamiento, sea por que piensen que usted tiene una vida nada aceptable o hasta por miedo de ser infectado si se quedar cerca.

Las pocas informaciones dadas por el Departamento del Ministerio de la Salud que cuida de las hepatitis crean ese sentimiento de rechazo contra los infectados en la población. En las pocas informaciones que intentaron pasar a la población cometieron el error de colocar la hepatitis C junto a la hepatitis B y el SIDA, dos enfermedades totalmente diferentes en la forma de contagio, así, siempre alertan sobre la necesidad de usar condón en la relación sexual y de evitar bebidas alcohólicas.

Concuerdo plenamente que en toda relación sexual debe se usar condón para evitar la posibilidad de una enfermedad sexual, pero al colocar eso al divulgar informaciones sobre hepatitis C se cría en el imaginario de la población que la hepatitis C es una enfermedad sexualmente trasmisible, tremenda desinformación ya que mundialmente la hepatitis C no es considerada una ETS. Los portadores se quedan marcados como promiscuos, causando problemas en los compañeros, quiénes piensan que tuvieron relaciones fuera de casa, en algunos casos hasta causando separación.

La hepatitis C solamente se transmite por contacto directo de sangre a sangre, esto es, que la sangre de una persona infectada vaya a tener que entrar en la corriente sanguínea de otra persona para poder acontecer el contagio.

La recomendación de no beber bebidas alcohólicas es necesaria, pero colocadas sin explicaciones da a entender qué el alcohol es factor de provocar hepatitis C. Es normal alguien diagnosticado no entender porque está infectado si él no hace uso de alcohol. El alcohol perjudica o hígado y debe ser evitado, pero él no ocasiona la hepatitis C.

MIS RECOMENDACIONES

– Contar que usted es portador de hepatitis C es una decisión de foro intimo y solamente debe contar si usted está preparado para aceptar la reacción de las personas.

– Los que desempeñan algunas profesiones o actividades podrán tener que evitar contar. Por ejemplo, si un cocinero de restaurante contar es muy probable que sea exonerado. Evalúe donde puede contar.

– Las primeras personas que podrán conocer de su situación son aquéllas en las cuales usted confía plenamente, pues ellas podrán ayudar. Pida consejos a ellas antes de contar a los demás.

– Revelar ser portador a los familiares y a los profesionales de salud es difícil, pero usted va a precisar del apoyo y comprensión de ellos y para tal deben conocer su situación.

– Seguramente las personas que quedan sabiendo irán a hacer preguntas ya que desconocen la hepatitis C, por eso es importante que usted se informe sobre la enfermedad, formas de contagio, evolución, síntomas y tratamientos entes de hablar sobre su situación.

– Lea nuestra página WWW.HEPATO.COM e imprima todo o que hallar necesario, eso puede ser útil cuando alguien no comprende su situación.

– Si en su empleo es discriminado procure el departamento del personal y denuncie la situación. Si es exonerado grave y registre las situaciones discriminatorias para poder probar en la Justicia la discriminación sufrida y será readmitido, ganando un buen dinero por el daño moral causado.

– Si usted es candidato a un empleo público o privado procure antes se jubilar por ser portador de hepatitis. Seguramente el instituyo va a negar, testificando que usted está apto para el trabajo. Guarde ese documento, pues él será de extrema validez si no es admitido por el hecho de ser portador de hepatitis. Con ese laudo es solo procurar el Judiciario y solicitar por medio de una “Acción Cautelar” su derecho para no ser discriminado. El Juez emitirá la Orden Judicial inmediatamente y usted será admitido.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar