Reorganizando el Grupo Optimismo

1001

Voltar

Desde que comencé a envolverme en la lucha contra la epidemia de hepatitis C oigo decir que el combate a la epidemia ya logró muchos avances. Al mismo tiempo, al final de cada año, el número de pacientes que recibieron tratamiento en el sistema público de salud, que es el mejor y único índice que existe para evaluar el desempeño de un programa, es decepcionante.

Todos los años surgieron noticias sobre amplias campañas de divulgación, de diagnóstico, de aumento de la capacidad de tratamiento, de notas técnicas para facilitar el acceso a los medicamentos y tantas otras que, si por lo menos 50% de esas promesas hubiesen sido implementadas hoy estaríamos en el Brasil tratando más de 30.000 pacientes a cada año, pero la realidad muestra que apenas logramos tratar, a lo más, unos 12.000 y, peor aún, seguramente en 2013 el total de tratamientos será menor que en 2012 ya que el consumo de medicamentos en el primer semestre de 2013 (según datos oficiales) fue 5,4% menor que en 2012. Si el consumo de medicamentos es menor no será necesaria una mente brillante para afirmar que el número de pacientes tratados será menor.

El Grupo Optimismo luchó en los primeros años en la formación de políticas públicas. Utilizando los medios de comunicación, la movilización de los infectados, sus familiares, actuando junto a otras ONGs y el ministerio público conseguimos tener en 2003 un programa nacional, en 2007 centralizar a compra de los medicamentos en Brasilia y en 2008, medio que a contra gusto, la incorporación de las hepatitis en el Departamento ETS/SIDA. Pensábamos entonces que el enfrentamiento de la mayor epidemia que asuela Brasil, alcanzando unos cinco millones de brasileños iría fructificar, acreditábamos que las promesas e intenciones serían firmes y verdaderas, lo que nos llevó a actuar de una forma más “light”, sentando con los gestores, realizando reuniones y más reuniones y cuidando de problemas puntuales. Hoy verificamos que fue un error, una forma poco efectiva de lograr resultados.

Resumiendo, pasados 10 años de la creación del Programa Nacional de Hepatitis Virales en 2003, cuando 7,500 tratamientos eran realizados a cada año, el crecimiento fue de sencillos 5% al año, llegando a los 12.000 tratamientos actuales en vez de los más de 30.000 prometidos. O todo lo prometido dio errado o fue solo conversación para buey dormir.

Desilusionados por creer en promesas nunca cumplidas estamos tomando en decisión de volver en el tiempo y reorganizar nuestra forma de actuación, pasando nuevamente a actuar junto a la defensoría del pueblo y el ministerio público (fiscalía), abriendo procedimientos administrativos para apurar responsabilidades de los gestores, denunciando quien esté simplemente encastillado en su función y no presenta resultados que atiendan a la población.

Pretendemos dejar el objetivo de la solución de conflictos y carencias y, pasar a visar a las causas estructurales que llevan a esos problemas, batiendo en quien sea necesario ya que según dice la carta del diablo del Taró, el fin justifica los medios.

Para tal estamos dando inicio a la contratación de un abogado para redactar los textos de la solicitación de apertura de procedimientos en la defensoría y ministerio público, proceso de selección que ya se encuentra en andadura y está abierto a todos los abogados que estén interesados.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar