Tratamiento de la depresión durante el tratamiento de la hepatitis C

2549

Voltar

La depresión es una complicación grave durante el tratamiento de la hepatitis C con interferón pegilado, siendo la causa de la mayoría de las interrupciones del tratamiento.

Un estudio multicentrico, randomizado, duplo-ciego, prospectivo, controlado con placebo, fue realizado en 10 universidades y 11 hospitales de Alemania con pacientes que antes del tratamiento no presentaban señales depresivas, pero que el interferón podría provocar un estado depresivo. El estudio fue realizado utilizando el “escitalopram” (un medicamento antidepresivo de la clase de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS).

El objetivo era determinar si el tratamiento preventivo con el antidepresivo escitalopram puede disminuir la incidencia o gravedad de depresión asociada al interferón pegilado en pacientes sin historia de disturbios psiquiátricos.

Fueron incluidos 181 pacientes infectados con hepatitis C sin historia anterior de disturbios psiquiátricos y acompañados entre los años de 2004 y 2008.

Un grupo de 90 pacientes recibió 10 mg/día de escitalopran y los demás 91 pacientes recibían un placebo. Todos empezaron el tratamiento dos semanas antes del tratamiento de la hepatitis C y recibieron la terapia con escitalopran o placebo durante 24 ó 48 semanas.

Fueron entonces observadas la incidencia de la depresión y el tiempo de duración del síntoma. Un total del 32% de los que recibían el escitalopran presentó algún nivel de depresión, contra 59% del grupo que fue tratado con placebo.

Depresión en nivel considerado de mayor gravedad fue observada en un 8% de los que fueron tratados con escitalopran y en un 19% del grupo placebo.

La cura (respuesta sostenida) fue lograda por 56% de los que fueron tratados con escitalopran y en un 46% del grupo placebo.

Concluyen los autores que el tratamiento profiláctico con el antidepresivo escitalopran fue eficaz en la reducción de la incidencia y severidad de la depresión asociada al interferón pegilado, pero que el resultado no puede ser generalizado para pacientes con enfermedad psiquiátrica anterior al tratamiento debido a que esos pacientes no fueron incluidos en el estudio.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
Escitalopram for the Prevention of Peginterferon-?2a-Associated Depression in Hepatitis C Virus-Infected Patients Without Previous Psychiatric Disease: A Randomized Trial – Schaefer M, Sarkar R, Knop V, Effenberger S, Friebe A, Heinze L, Spengler U, Schlaepfer T, Reimer J, Buggisch P, Ockenga J, Link R, Rentrop M, Weidenbach H, Fromm G, Lieb K, Baumert TF, Heinz A, Discher T, Neumann K, Zeuzem S, Berg T. – Ann Intern Med. 2012 Jul 17;157(2):94-103.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar