Nuevos medicamentos para el tratamiento de la hepatitis crónica B

1618

Voltar

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 2 mil millones de personas fueron infectadas con el virus de la hepatitis B y de ésas 350 millones desarrollaron la enfermedad de forma crónica y, por tanto, se encuentran enfermas, resultando en un grave problema de salud pública mundial.

La presencia del marcador HBsAg positivo indica que la infección es crónica. La cirrosis o el cáncer de hígado conforme diversos estudios se desarrollan entre un 15% y 40% de esos infectados con HBsAg positivo si no reciben el tratamiento antiviral.

El objetivo del tratamiento de la hepatitis B sería el de eliminar el virus del paciente, sin embargo, en la práctica, generalmente se logra la supresión en largo plazo de la replicación viral con la consecuente prevención de la progresión de la enfermedad en el hígado y de la reducción del riesgo de la progresión para la cirrosis o el cáncer en el hígado.

Actualmente existen dos estrategias de tratamiento diferentes. El tratamiento con interferón pegilado o el tratamiento con los medicamentos orales.

El tratamiento con interferón pegilado es el único con fecha cierta para acabar, un medicamento inyectable, pero no indicado para todos los infectados y, el tratamiento presenta efectos secundarios considerables. No puede ser utilizado durante el embarazo.

Los tratamientos con los medicamentos orales presentan mínimos efectos secundarios, es realizado con una simple pastilla al día, pero nunca se sabe con certeza por cuanto tiempo ellos deberán ser tomados por los pacientes, pudiendo en algunos casos existir la necesidad de continuar indefinidamente.

Los dos medicamentos de primera línea que pueden ser utilizados con seguridad son el entecavir y el tenofovir. Los dos presentan alta barrera a la resistencia viral.

Lamivudina no más es indicada debido a la facilidad con que adquiere resistencia viral, perdiendo su efecto en el paciente.

Adefovir es menos eficaz de que el entecavir y el tenofovir y tal cual la lamivudina también adquiere resistencia, por tanto, ninguno de estos dos es recomendado para empezar un nuevo tratamiento.

El tenofovir es la opción indicada en los casos de resistencia a lamivudina, porque el entecavir tiene un perfil desfavorable en esos pacientes.

El tenofovir es el indicado por el FDA para el tratamiento de las mujeres durante el embarazo objetivando bajar la carga viral para disminuir la posibilidad de transmisión al niño en el nacimiento, pero así mismo la aplicación en el niño de la vacuna de la hepatitis B y la inmunoglobulina en las primeras horas después del parto son obligatorias.

ATENCIÓN: Pacientes con HBsAg positivo o con hepatitis B oculta presentan riesgo de reactivación del virus cuando realizan procedimientos de quimioterapia o tratamiento inmunosupresor, incluyendo tratamientos con medicamentos biológicos (en particular con relación a la terapia con rituximab). Por tanto, todos los pacientes que estén realizando esos tratamientos deben ser monitorizados rutinariamente.

Este artículo fue redactado con comentarios e interpretación personal de su autor, tomando como base la siguiente fuente:
New drugs for the treatment of chronic hepatitis B and interdisciplinary aspects of chronic hepatitis B virus infection – Horváth G. – Orvosi Hetilap, 2013, 154, 1142-1150.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 


IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre debe se considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.


Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.


Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.


Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM


El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar