Directrices para el tratamiento del cáncer de hígado presentadas en el EASL 2018

2948

Voltar

En el Congreso Europeo de Hígado fueron presentadas las directrices de consenso para el tratamiento del cáncer de hígado en Europa.

El cáncer de hígado es el quinto cáncer más común y la segunda principal causa de muerte relacionada al cáncer, con cerca de 854.000 nuevos casos y 810.000 muertes por año y responsable de cerca del 90% de los cánceres primarios del hígado (que se originan en el hígado) de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

El panel recomendó programas de diagnósticos mejores para identificar personas en riesgo de cáncer de hígado. La vigilancia regular es fuertemente recomendada para personas con cirrosis hepático, con una recomendación menor para aquéllos con fibrosis hepática avanzada (estadio F3). La ecografía abdominal a cada seis meses es recomendada.

A resección hepática y el trasplante de hígado son las primeras opciones para personas con tumores precoces, de acuerdo con las directrices.

La ablación térmica con radiofrecuencia es el padrón de tratamiento para personas con cáncer de hígado precoz cuando no es indicado para cirugía, y puede sustituir la cirugía como tratamiento de primera línea para aquéllos con cáncer muy precoz. La inyección de etanol es otra opción, y la ablación por microondas es promisoria, pero hay pocas evidencias para apoyar la radioterapia externa.

La recurrencia es común después de la cirugía y el acompañamiento es recomendado a cada 3 o 4 meses durante el primer año.

Tratamientos sistémicos, o drogas que afectan todo el cuerpo, fueron las que más evolucionaron desde las directrices anteriores en 2012.

El sorafenibe (Nexavar®) es la terapia sistémica de primera línea padrón para personas con cáncer de hígado avanzado o aquéllos con tumores precoces que son considerados inadecuados o que experimentan progresión de la enfermedad en terapias loco-regionales. Sorafenibe (Nexavar®) está aprobado en la mayoría de los países.

El regorafenibe (Stivarga®) aprobado en Estados Unidos y Europa (no en Brasil) es recomendado como tratamiento de segunda línea para personas que experimentan progresión de la enfermedad con sorafenibe.

EASL aún no recomienda inmunoterapia para cáncer de hígado. En septiembre pasado, la Food and Drug Administration de Estados Unidos aprobó el nivolumab (Opdivo®) como terapia de segunda línea para personas con cáncer de hígado que fueron previamente tratadas con sorafenibe, pero aún no fue aprobado para esa indicación en Europa ni en Brasil.

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre es importante considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar