La relación entre el virus de la hepatitis C y diabetes: Mejoría en la resistencia a la insulina después de la erradicación del virus de la hepatitis C

1783

Voltar

En Brasil, estimase que 7% de la población, o 14 millones de personas, tienen diabetes, y 0,7% de la población, o 1,4 millones de personas, tienen el virus de la hepatitis C. Dependiendo del tamaño de la población de cada país los números son similares, al comparar de forma porcentual.

Investigaciones y estudios epidemiológicos demuestran que existe un “link epidemiológico” entre la hepatitis C y la diabetes. Existe en el mundo una epidemia de obesidad y diabetes, los efectos metabólicos asociados a la hepatitis C y su erradicación son importantes a ser considerados.

La infección por la hepatitis C está asociada a una mayor superioridad de diabetes mellitus tipo 2 (DM2). En 2000, Mehta y colaboradores (Mehta SH, Brancati FL, Sulkowski MS, et al. Prevalence of type 2 diabetes mellitus among persons with hepatitis C virus infection in the United States. Ann Intern Med 2000;133:592‐599.) usaron datos transversales de la Investigación Nacional de Salud y Nutrición de aproximadamente 10.000 pacientes de 1988 a 1994 y descubrieron que adultos con 40 años o más con infección por la hepatitis C tenían casi cuatro veces más chances de tener diabetes concomitante que aquéllos sin infección con hepatitis C.

En un estudio de control de seguimiento de más de 1.000 pacientes, Mehta y colaboradores ( Mehta SH, Brancati FL, Strathdee SA, et al. Hepatitis C virus infection and incident type 2 diabetes. Hepatology 2003;38:50‐56.) demostraron que, en pacientes con factores de riesgo para síndrome metabólico, la presencia de infección crónica por hepatitis C aumentó el riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2 en 11 veces en un acompañamiento de 9 años.

Múltiples estudios menores en todo el mundo mostraron una mayor superioridad de diabetes tipo 2 en pacientes con infección concomitante por hepatitis C.

En Francia, Grimbert y colaboradores ( Grimbert S, Valensi P, Levy‐Marchal C, et al. High prevalence of diabetes mellitus in patients with chronic hepatitis C. A case‐control study. Gastroenterol Clin Biol 1996;20:544‐548.)  investigaron 152 pacientes con hepatitis C y 152 controles hospitalizados durante el mismo período con el virus de la hepatitis B (n = 51) o enfermedades hepáticas inducidas por el alcohol (n = 101) pareados por edad, sexo y presencia de cirrosis, y descubrió que la diabetes tipo 2 estaba presente en un 24% de los pacientes con hepatitis C y 9% en el grupo control.

En Italia, Antonelli y colegas ( Antonelli A, Ferri C, Fallahi P, et al. Hepatitis C virus infection: evidence for an association with type 2 diabetes. Diabetes Care 2005;28:2548‐2550.)  estudiaron 564 pacientes no cirróticos infectados por la hepatitis C controlados con pacientes no infectados por el virus de la hepatitis B no cirróticos, y demostraron una tasa de superioridad aumentada de diabetes tipo 2 del 12% versus 4,9% en los controles. Esos estudios y muchos otros muestran una asociación epidemiológica entre la hepatitis C y la diabetes tipo 2.

Mecanismos moleculares suministran explicaciones para las cuales la infección por la hepatitis C puede aumentar el riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2 o empeorar el control glicémico en pacientes con diabetes tipo 2 establecido.

Estudios anteriores examinaron la mejoría de la resistencia a la insulina después del tratamiento de la hepatitis C. En el estudio HALT-C C (Hepatitis C Antiviral Long‐Term Treatment Against Cirrhosis) de 96 pacientes sin diagnóstico de diabetes tipo 2, la resistencia a la insulina mejoró 20 semanas después del tratamiento exitoso con terapias con interferón y ribavirina. ( Delgado‐Borrego A, Jordan SH, Negre B, et al. Reduction of insulin resistance with effective clearance of hepatitis C infection: results from the HALT‐C trial. Clin Gastroenterol Hepatol2010;8:458‐462.).

La cura de la hepatitis C también reduce el riesgo de desarrollo de glicemia en ayuna. Simó y colaboradores ( Simó R, Lecube A, Genesca J, et al. Sustained virological response correlates with reduction in the incidence of glucose abnormalities in patients with chronic hepatitis C virus infection. Diabetes Care 2006;29:2462‐2466.) estudiaron 234 pacientes con infección crónica por la hepatitis C después del tratamiento. Durante un período medio de seguimiento de 5,7 años, 14,6% de los pacientes curados de la hepatitis C y 34,1% de los no respondedores presentaron anormalidades glicémicas.

En pacientes sin diabetes tipo 2 antes del tratamiento de la hepatitis C, el desarrollo de diabetes tipo 2 fue reducido en dos tercios después de la cura de la hepatitis C en un estudio de Arase y colaboradores ( Arase Y, Suzuki F, Suzuki Y, et al. Sustained virological response reduces incidence of onset of type 2 diabetes in chronic hepatitis C. Hepatology 2009;49:739‐744.) de una cohorte de 2.842 pacientes tratados para hepatitis C seguidos por un período medio de 6,4 años.

Recientemente, en un estudio de tratamiento de la hepatitis C con los medicamentos de acción directa (libres de interferón) en pacientes con diabetes, la cura de la hepatitis C llevó a la mejora en los porcentajes de hemoglobina A1c (HbA1c) y en el uso general de insulina. Para pacientes con diabetes con una media de HbA1c inicial mayor del 7,2% antes del tratamiento de la hepatitis C, hubo casi una mejora del 1% para la media de HbA1c en el año después del tratamiento. En general, los pacientes con diabetes también tuvieron menos prescripciones de insulina en el año después de la cura de la hepatitis C. ( Hum J, Jou JH, Green PK, et al. Improvement in glycemic control of type 2 diabetes after successful treatment of hepatitis C virus. Diabetes Care 2017;40(9):1173‐1180.) Esos hallazgos sugieren una mejora en el control glicémico después del tratamiento exitoso de la hepatitis C con los nuevos antivirales directos.

Concluyen los autores que en pacientes con hepatitis C, hay una mayor superioridad de diabetes tipo 2, lo que probablemente es una consecuencia de la alteración de la sensibilidad a la insulina por la propia partícula vírica del virus C y por citocinas inflamatorias. Múltiples estudios mostraron ahora una mejora en la resistencia a la insulina y disminución en el desarrollo de diabetes tipo 2 después de la cura de la hepatitis C. Dada la alta tasa de respuesta sostenida con medicamentos antivirales directos, es importante considerar los beneficios extrahepáticos del tratamiento.

MI COMENTARIO

Es necesario y de fundamental importancia que las recomendaciones de tratamiento de la diabetes pasen a incluir la prueba diagnóstica de la hepatitis C en todas las personas con diabetes tipo 2.

Toda persona con diabetes debe realizar la prueba de la hepatitis C y se positiva realizar inmediatamente el tratamiento, hoy día un tratamiento simple y fácil con el cual en solamente 12 semana, tomando un o dos píldoras al día, prácticamente sin efectos secundarios, hasta 98% resultan curados de la hepatitis C y estarán mejorando la diabetes,

Fuente: The link between hepatitis C virus and diabetes mellitus: Improvement in insulin resistance after eradication of hepatitis C virus – Justine Hum M.D., Janice H. Jou M.D., M.H.S. – AASLD – American Association for the Study of Liver Diseases – CLINICAL LIVER DISEASE, VOL 11, NO 3, MARCH 2018

Carlos Varaldo
www.hepato.com
hepato@hepato.com 

IMPORTANTE: Los artículos se encuentran en orden cronológico. El avanzo del conocimiento en las pesquisas puede tornar obsoleta cualquier colocación en pocos meses. Encontrando colocaciones diversas que puedan ser consideradas controversias siempre es importante considerar la información más actual, con fecha de publicación más reciente.

Carlos Varaldo y el Grupo Optimismo declaran que no tienen relaciones económicas relevantes con eventuales patrocinadores de las diversas actividades.

Aviso legal: Las informaciones de este texto son meramente informativas y no pueden ser consideradas ni utilizadas como indicación médica.

Es permitida la utilización de las informaciones contenidas en este mensaje si se cita la fuente: WWW.HEPATO.COM

El Grupo Optimismo es afiliado a AIGA – ALIANZA INDEPENDIENTE DE GRUPOS DE APOYO

Compartilhar